Madres solidarias

¿Cómo se recoge la sangre del cordón ?

La donación de sangre de cordón umbilical puede salvar vidas y requiere de un proceso relativamente sencillo.

También te puede interesar: Donación del cordón umbilical: el tesoro de las células madre
donar_cordon

Hasta hace algo menos de 30 años, el cordón umbilical se desechaba tras el nacimiento. Actualmente se sabe que la sangre del cordón contiene células progenitoras hemotopoyéticas que, como las de la médula ósea, se pueden trasplantar a pacientes con leucemia y otras graves enfermedades hematológicas. Se ha convertido en una sangre valiosa capaz de salvar vidas

¿Cuándo se recoge?

La sangre del cordón umbilical se recoge en el momento del parto, tras el nacimiento del niño y una vez seccionado el cordón umbilical, sin que exista ningún riesgo ni para el bebé ni para la madre.

“Todo se hace muy rápido, al minuto de nacer el bebé y cuando la placenta está todavía en el útero –explica la doctora Sofía Fournier, de la clínica Dexeus de Barcelona–. Se corta el cordón, se desinfecta y mediante una punción se inserta una sonda en el cordón y la sangre se va recogiendo en la bolsa. Este proceso no dura más de cinco minutos”. 

No duele

La extracción de la sangre de cordón umbilical la realiza el equipo médico que atiende el parto. Es un proceso sencillo, indoloro, no invasivo, que no interfiere con el resto de actuaciones dentro del protocolo del parto.

¿Se puede recoger siempre?

  • Para que la donación sea válida, el volumen de sangre umbilical debe ser de unos 100 ml.

  • La donación no se recomienda en bebés prematuros o de bajo peso. “En este caso –explica la doctora Fournier– la sangre se pasa al bebé hasta que acabe de latir el cordón para que se beneficie de ella”.

  • Tampoco se recoge la sangre si las características del parto o la cesárea no lo permiten, sobre todo, en situaciones de extrema urgencia.

Un elaborado protocolo

  • Los bancos públicos facilitan a las maternidades unos kit de extracción para la recogida de la sangre.

  • La bolsa de recogida, que incorpora líquido anticoagulante, se guarda en nevera hasta que el personal del banco de sangre la recoge, algo que suele realizarse diariamente.

  • Cada unidad de sangre recogida en las maternidades es criopreservada (congelada) en los bancos de sangre de cordón umbilical. Ellos se encargan de formar y preparar al personal de las maternidades autorizadas para dicha recogida, garantizar su adecuada conservación durante muchos años, y analizar las características de compatibilidad de las células para que las unidades de sangre de cordón puedan ser utilizadas en las mejores condiciones y de forma prácticamente inmediata. 

Al alcance de todos

Los datos de todas las unidades de cordón almacenadas en España están recogidos en la base de datos del Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) creado por la Fundación Josep Carreras en 1991. Cuando un paciente necesita un trasplante y no dispone de familiar compatible, el REDMO inicia una búsqueda internacional tanto de médula ósea como de sangre de cordón umbilical.

Actualmente existen más de 60.000 unidades de sangre de cordón umbilical almacenadas en los bancos públicos españoles y 200.000 en el mundo.

En el año 2014 se realizaron en los hospitales españoles 452 trasplantes –79 procedentes de médula ósea, 284 de sangre periférica y 89 de una unidad de sangre de cordón umbilical–, localizados por REDMO.

Etiquetas: bebé, cordón umbilical, madre, parto, posparto

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS