Ejercicio posparto

¿Cuándo empezar con el ejercicio físico después de tener un bebé?

Después del parto es normal que la mamá desee comenzar a hacer ejercicio físico cuanto antes, no solo para volver a estar en forma, sino para recuperar su peso. ¿Cuándo es aconsejable empezar?

La práctica de ejercicio físico regular es fundamental en cualquier momento y etapa de la vida, lo que incluye igualmente la gestación. De hecho, es imprescindible practicar cualquier actividad física ligera durante el embarazo no solo para mantenerte mucho más activa y con una mayor energía, sino sobre todo a la hora de prevenir el riesgo de diabetes gestacional.

Sin embargo, si te has mantenido especialmente activa durante la gestación, y deseas proseguir cuanto antes, es normal que surjan algunas dudas acerca de cuándo sería el mejor momento para comenzar con el ejercicio físico después del nacimiento del bebé, aún cuando no sientas molestias y estés recuperada del parto.

Esto es debido a que siempre es aconsejable descansar un poco y recuperarse plenamente tras la llegada del recién nacido, principalmente porque es un momento importante, de cambio, en el que lo más probable es que la mamá se encuentre agotada.

¿Cuándo retomar el deporte después del parto?

Después de dar a luz, es normal que muchas mujeres quieran recuperar su peso rápidamente. Sin embargo, es conveniente tener especial cuidado de no reanudar la actividad física demasiado pronto, puesto que las consecuencias podrían ser desafortunadas, siendo las pérdidas de orina y el prolapso algunas de las más comunes.

Cuando el médico haya dado luz verde es posible comenzar con la rehabilitación posparto, que se convierte en una de las mejores opciones a la hora de fortalecer los músculos que se han relajado durante la gestación.

No en vano, no es aconsejable apresurarse y siempre debe ser supervisado. Es más, los ginecólogos recomiendan esperar, al menos, hasta que finalice la rehabilitación, algo que en realidad tiende a variar en función de la mamá, la evolución del embarazo y del propio parto en sí.

Generalmente, la rehabilitación posparto puede comenzar a los dos meses del nacimiento del bebé y dura alrededor de 10 sesiones. Por tanto, la reanudación del deporte puede, por lo general, empezar aproximadamente 3 meses después del parto

En caso de que el bebé naciera mediante un parto por cesárea, el tiempo antes de reanudar la actividad física regular puede variar en función de la curación, por lo que puede acabar demorándose unos pocos meses más.

Y como señalan los especialistas, es necesario recordar que casi todas las mujeres, independientemente de que hayan dado a luz al bebé por vía vaginal o por cesárea, deben practicar la rehabilitación posterior al parto, aún cuando deseen o no reanudar la actividad deportiva.

Ejercicio después del parto
Foto: Istock

Es más, después del nacimiento del pequeño, uno de los primeros pasos es fortalecer tanto el perineo como la banda abdominal. Por ejemplo, las diferentes sesiones de rehabilitación perineal son imprescindibles para evitar problemas posteriores relacionados con posibles fugas urinarias. 

En cualquier caso, la mamá debe tener en cuenta que se necesitarán alrededor de 6 meses para que los músculos y ligamentos que se relajaron durante el parto recuperen su tono. No obstante, al mismo tiempo que se practica la rehabilitación posparto es posible caminar o nadar en la piscina, dado que son actividades que, por lo general, no presentan ningún tipo de riesgo.

¿Con qué deportes comenzar?

Una vez que la matrona, ginecólogo o fisioterapeuta ha dado luz verde para empezar con la práctica deportiva, es fundamental hacerlo de forma paulatina. Igualmente, es conveniente prestar atención a las señales que pueda enviar el cuerpo, como podría ser el caso de las pérdidas de orina, las cuales podrían ser frecuentes al principio.

En cualquier caso, es aconsejable posponer la práctica deportiva si en los primeros momentos surgen señales que indican que no se está aún preparada.

Para comenzar, caminar, la natación y el ciclismo podrían ser tres actividades físicas muy interesantes para conseguir una recuperación sin problemas. 

El yoga posnatal, también ha sido diseñado para satisfacer las necesidades de la mamá durante el proceso de recuperación. Al estar destinado a madres jóvenes, es una opción excelente que, además, puede practicarse en compañía del bebé, ayudando a fortalecer la banda abdominal y a reducir el dolor de espalda, tan común después del parto.

Eso sí, hasta que el perineo no recupere fuerza no es recomendable correr. En un principio, es mejor evitar todos los deportes que supongan algún tipo de rebote o saltos, como la gimnasia, baloncesto o voleibol.

Christian Pérez

Christian Pérez

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

Continúa leyendo