Depresión posparto

Depresión posparto: también puede afectar a los padres

Aunque son muchos los casos que se diagnostican de depresión posparto entre las mamás, pocos conocen en realidad que los padres también pueden sufrirla. Conocer sus causas e identificar sus síntomas puede ser de enorme utilidad.

Es bastante probable que hayas escuchado muchas historias de mujeres que experimentan depresión posparto, una condición que, se estima, afecta a aproximadamente una de cada nueve mamás. Pero es posible que, por el momento, no sepas nada acerca de la depresión postnatal paterna.

Se trata de la depresión que puede experimentar la pareja después de que el pequeño llegue. ¿Cuáles son sus causas? ¿Qué síntomas surgen? Y, sobre todo, ¿cómo puede tratarse?.

¿Es cierto que los hombres pueden también contraer depresión posparto?

De acuerdo a los expertos, y a la propia investigación científica, lo cierto es que la depresión posparto masculina es tan real como la depresión posparto que sufren las nuevas mamás poco después del nacimiento de su retoño.

De hecho, un informe publicado hace algún tiempo en la revista especializada ‘Journal of the American Medical Association’, descubrió que alrededor del 10 por ciento de los hombres en todo el mundo mostraban síntomas de depresión desde el primer trimestre del embarazo, hasta los seis meses posteriores al nacimiento del niño.

El número, además, aumentó a cerca de un 26 por ciento durante el período de tres a seis meses después de la llegada del bebé. Lo que, de acuerdo a los expertos, supone más del doble de la tasa de depresión que generalmente se ve en los hombres, convirtiéndolo en un importante problema de salud pública, algo que tanto los médicos como los distintos proveedores de salud mental han pasado por alto durante muchísimo tiempo.

¿Cuáles son sus causas?

Un estudio llevado a cabo en el año 2014 y publicado en la edición especial de ‘Pediatrics’, encontró que la depresión surgida entre los nuevos padres llegaba a aumentar en un 68 por ciento durante los primeros 5 años de vida del niño. Según el estudio, esto equivaldría a que, en Estados Unidos, cada día 3.000 nuevos padres se deprimen. De hecho, consideran que, al igual que las madres, es absolutamente normal que necesiten ayuda cuando comienza la paternidad

En el caso de la depresión posparto de la madre, se sabe que suele desencadenarse en gran medida por las distintas fluctuaciones hormonales que ocurren después del parto. Y, en este sentido, los estudios también muestran que las hormonas del hombre  tienden a cambiar tanto durante embarazo como después del parto

Aunque las razones aún son completamente desconocidas, algunos investigadores sospechan que estas fluctuaciones hormonales es la forma natural de asegurarse de que los nuevos padres se queden con la pareja, y se sientan más unidos con su nuevo bebé.

Por ejemplo, se ha observado que los niveles de testosterona disminuyen, a la vez que aumentan los valores de otras hormonas como el cortisol, el estrógeno y la prolactina. De hecho, algunos hombres incluso pueden llegar a desarrollar síntomas como aumento de peso y náuseas

En cualquier caso, esas fluctuaciones hormonales, junto con los distintos cambios neuroquímicos que ocurren en el cerebro como consecuencia de la falta de sueño tan característica de las primeras semanas, pueden crear la tormenta perfecta para la depresión posparto masculina.

Por otro lado, tampoco se deben menospreciar otras causas que podrían estar igualmente relacionadas: antecedentes depresivos, inestabilidad en la relación de pareja, un bebé prematuro o con alguna enfermedad, problemas financieros, estrés o ansiedad.

Algunos hombres también tienen un riesgo mayor de sufrir depresión. Por ejemplo, quienes han experimentado la pérdida de sus seres queridos, ya sea inmediatamente antes de convertirse en padres o mientras crecían. En definitiva, cualquier padre que se enfrente a los trastornos emocionales y sociales que supone la llegada del bebé está en riesgo de sufrir depresión.

¿Cuáles son sus síntomas y cómo se trata?

Además de las náuseas o el aumento de peso mencionados anteriormente, también existen algunos síntomas comunes que pueden surgir cuando un hombre tiene depresión posparto. Son los siguientes:

  • Tristeza, irritabilidad y/o ira.
  • Sentimientos de no servir para nada.
  • Pérdida de interés en actividades que solían aportarles alegría, o en el sexo.
  • Involucrarse en conductas de riesgo (como el abuso de las drogas o el alcohol).
  • Pálpitos en el corazón.
  • Ansiedad.

Los síntomas pueden durar semanas o meses si no se tratan, y si se ignoran, pueden acabar teniendo serias repercusiones. Los hombres con depresión posparto suelen involucrarse menos con sus hijos, lo que puede ocasionar, más adelante, leves retrasos en el lenguaje, conductas disruptivas o una mayor tasa de problemas emocionales y/o sociales.

En cualquier caso, los estudios que existen hasta estos momentos señalan que la terapia de conversación es muy efectiva en el tratamiento de la depresión y puede combinarse con medicamentos.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo