Descansar mejor

¿Dormir con un recién nacido? Sí, es posible

¿Desde que has sido madre no pegas ojo? Te damos algunos consejos para dormir mejor.

dormir_psoparto

Durante los dos primeros meses de vida, el recién nacido duerme en torno a 16-19 horas y las va reduciendo paulatinamente hasta el año, cuando dedica al descanso unas 10 horas del día.

Eso sí, salvo excepciones, reparte este tiempo en pequeñas siestas (tanto diurnas como nocturnas), y además hay que alimentarle, asearle, cambiarle el pañal, sacarle a pasear… 

Ante esta perspectiva, ¿cuándo podrás dormir tú? La teoría nos la sabemos: la madre tiene que estar fresca para satisfacer las necesidades de su bebé, tanto de día como de noche. Pero… ¿y en la práctica? Aunque parece tarea imposible, podrás descansar mejor con solo cambiar algunas hábitos.

¿Cual es la clave del descanso?

Empieza por controlar el estrés. “Tras el nacimiento de su bebé, la mujer debe adoptar un rol nuevo (el de madre) y siente la responsabilidad de hacerlo bien, de cuidar a su bebé. Como no está segura de cómo lograrlo, su cabeza está constantemente pensando en ello, lo que le impide dormir", explica Lourdes Denchematrona en el Centro de Salud Goya (Madrid).

"Además", según la matrona, "cuando por fin cae rendida al sueño, hasta el mínimo movimiento de su niño la despierta. Tras dar a luz, las mamás parecen desarrollar una antena mágica que siempre está en alerta para su bebé y es capaz hasta de oír el vuelo de una mosca”. 

Para dormir mejor, la experta te aconseja:

  1. Dejar que sea la pareja, la familia o una ayuda externa quienes se encarguen de las tareas de la casa (al menos hasta que consigas recuperarte del cansancio del parto).
    Y permitir que el padre también disfrute cuidando de su bebé (solo la lactancia es exclusivamente de la madre). Así podrás aprovechar para dormir cuando lo haga el bebé y deleitarse observándole y mimándole mientras está despierto.

  2. Probar diferentes trucos hasta comprobar cuál viene mejor para combatir el insomnio: quizás te relajes más durmiendo con tu bebé al lado, cenando pronto para evitar ir a dormir sin hacer al digestión o te venza el sueño con una ducha calentita. A muchas mujeres les ayuda contra el insomnio cenar dos horas antes de ir a la cama y tomar algo ligero previamente, como una manzanilla, un vaso de leche tibia o un zumo natural de fruta. Además, la temperatura corporal desciende después el baño, una señal que avisa al cuerpo de que es hora de descansar.

  3. Aprender a ser egoísta. Ser madre reciente no significa dejar de ser mujer y, como tal, es necesario recibir buenas dosis de cariño. La atención y el afecto son tan reparadores como el sueño.

 

Asesora: Lourdes Denche, matrona en el Centro de Salud Goya (Madrid).

Etiquetas: bebé, cuarentena después del parto, madre, posparto, sueño

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS