Después del parto

El 70% de las madres dicen que el posparto es un desafío emocional

La llegada del bebé siempre es un momento de enorme felicidad. Pero también le acompañan muchos sentimientos de preocupación, temor, ansiedad y estrés.

Se estima que alrededor del 10 al 15 por ciento de las nuevas madres experimentan depresión posparto, un trastorno que puede afectar negativamente sus pensamientos, emociones y capacidad funcional, así como el bienestar mental tanto de sus parejas como de los hijos.

Aunque es común que una nueva mamá experimente cierta “tristeza posparto” durante dos semanas después del nacimiento del bebé, si la tristeza y los sentimientos de desesperanza persisten más allá de eso, y se vuelven incluso más intensos, es fundamental que busque ayuda.

Los síntomas y signos de depresión posparto incluyen: estado de ánimo deprimido, llanto excesivo, ansiedad más o menos severa, sentimientos de culpa, pérdida del apetito (o comer demasiado), insomnio (o dormir demasiado), falta de concentración, pérdida de interés en actividades alegres y cotidianas, dificultad para vincularse con el bebé o pensamientos de hacerse daño a sí misma o al bebé.

Es importante que las nuevas mamás con síntomas de depresión posparto deban comunicarse con su médico o matrona de inmediato, con la finalidad de obtener orientación. Y es que, como indican los expertos, admitir que hay un problema es el primer paso. Aunque es cierto que puede llegar a ser complicado, dado que pueden sentirse avergonzadas o culpables por sentirse deprimidas cuando deberían ser felices.

Sea como fuere, el parto provoca una vertiginosa caída de hormonas. Como resultado, es normal que la nueva mamá sea particularmente propensa a los cambios de humor. Sin olvidar, claro está, el cansancio por la llegada del bebé, y toda la atención que requiere.

Un desafío emocional muy difícil

Una encuesta llevada a cabo por Intimina a un total de 2.000 madres mostró que 7 de cada 10 de ellas creen que la recuperación después del parto se convierte en uno de los desafíos emocionales más difíciles a los que se han enfrentado nunca.

Y, como advierten los expertos, estos primeros días y semanas, a menudo están también marcados por la aparición de lo que se denomina como tristeza posparto

Tristeza y depresión posparto
Foto: Istock

La disminución repentina de estrógenos, que suele ocurrir entre uno a tres días después del nacimiento del bebé, puede causar cambios de humor. Esto se traduce en que la felicidad por el momento tiende a alternarse con la tristeza y las lágrimas.

Es común que este estado pueda durar desde algunos días a unas pocas semanas, como máximo. Para, finalmente, desaparecer de forma natural. 

Sin embargo, aunque esta tristeza suele afectar normalmente a entre un 60 a un 80 por ciento de las madres jóvenes, en el 20 por ciento de los casos puede acabar convirtiéndose en una depresión posparto

De acuerdo a los resultados de dicha encuesta, el 22% de las mujeres que lo han padecido creen que han sido mal diagnosticadas. De ahí que sea de vital importancia que las mujeres que experimentan estos síntomas se lo comuniquen a quienes las rodean. 

Y es que sus seres queridos, incluyendo la pareja, padres y hasta amigos, pueden ser de muchísima ayuda a la hora de superar este período tan complicado. Además de, claro está, optar por psicoterapia y / o tratamiento antidepresivo si así lo recomienda el especialista.

La importancia de cuidar el perineo

De la encuesta también se desprende otro detalle importante. Después del parto, el 66 por ciento de las participantes afirmaron que la condición y el estado de su perineo se había deteriorado. Mientras que 3 de cada 5 mujeres habían experimentado problemas de incontinencia.

Según los datos publicados, 2 de cada 3 encuestadas realizaban ejercicios de Kegel con la finalidad de fortalecer su suelo pélvico, pero solo el 36 por ciento de ellas sabía que ejercitar su perineo todos los días podría acabar siendo de muchísima ayuda a la hora de conseguir mejores resultados.

Christian Pérez

Christian Pérez

Colaborador de Ser Padres, especializado en divulgación científica y sanitaria, maternidad y embarazo. También se dedica a la verificación de hechos (fact-checking).

Continúa leyendo