Después del parto

El Maternity Blues, ¿qué significa y cómo afecta?

Conocida también como disforia postparto o melancolía postparto, te descubrimos todo lo que debes saber sobre el "Maternity Blues".

El Maternity Blues, disforia postparto o melancolía postparto, consiste en un estado emocional que se produce entre el tercer y el quinto día postparto, a consecuencia de los cambios hormonales y psicológicos propios de esta etapa.

Maternity Blues
Foto: Istock

Se caracteriza por una labilidad emocional, miedo, tristeza, llanto sin razón aparente, ansiedad, irritabilidad, sentimientos de desesperación... En conclusión: esa sensación de que se te cae el mundo encima.

El estado emocional después del nacimiento es imprevisible, aunque sí que ocurre con bastante frecuencia lo que llamamos “Maternity Blues”, o lo que es igual que una montaña rusa de sentimientos: alegría, tristeza, incertidumbre, miedo, euforia...

Aunque el embarazo haya sido deseado y quieras a tu hijo más que a nada en el mundo, los cambios físicos, hormonales y psicológicos que se producen hacen que puedan aparecer sentimientos encontrados.

La tristeza tras el parto es muy frecuente, a pesar de que nos digan que deberíamos ser las mujeres más felices del mundo por tener ya a nuestro bebé en brazos.

Hay diferencia entre Maternity Blues y Depresión Postparto. La depresión es un trastorno grave que necesita atención médica, a diferencia del Maternity Blues que se caracteriza porser un estado de melancolía, de llanto frecuente, de decaimiento que no dura más allá de una - dos semanas y que, por suerte, se supera dejando pasar los días, conociendo más al bebé, sintiéndonos más seguras.

Tristeza posparto
Foto: Istock

Según los estudios, un 80-85% de las mujeres pasan por esta montaña rusa y una de las recomendaciones que damos las matronas para afrontarlo de la mejor manera posible es una buena información en la preparación al parto para así comprender por todo lo que estamos pasando y pedir ayuda en caso de necesitarlo.

La mujer se prepara para ese nacimiento y es importante comprender algunas cosas previamente tales como:

  • Intentar descansar todo lo posible.
  • El vínculo con el bebé puede que no sea inmediato y es normal, date tu tiempo.
  • Las expectativas si no son realistas e informadas, ayudan en el proceso de adaptación
  • Puedes tener sentimientos de incapacidad, pensar que no sabrás cambiar un pañal o bañar al bebé, estate tranquila que todo se aprende (y si vas informada previamente por las matronas, mejor que mejor).
  • En ocasiones con el segundo o tercer bebé, podemos seguir teniendo miedos, compártelos, no te quedes con dudas.
  • Los problemas con la lactancia, si no estás bien asesorada puede llevarte a perder la confianza y caer en una depresión postparto. Pide ayuda a las asesoras de lactancia para que te acompañen en el camino.
  • El aspecto físico es otro factor a tener en cuenta, date tiempo. Tu cuerpo ha necesitado 9 meses para gestar un milagro, dale tiempo a recuperarse poco a poco.
  • La pareja es imprescindible que esté implicada, que haya buena comunicación y que os toméis tiempo para estar en pareja.No te sientas culpable por tus miedos, por tus dudas, por tus fallos.
  • Hasta los padres más experimentados los cometen, no existen los padres perfectos. Estás aprendiendo y aceptar esto te facilita la vida en estos momentos.
  • Habla con tus amigos, compartir con ellos tus sentimientos te ayudará a estar mejor.
  • Date algún capricho, esa comida que tanto deseas, una película en casa (aunque probablemente la tengas que interrumpir varias veces), un libro, una escapada con el bebé, una sesión de yoga...
  • Cualquier cosa que levante el ánimo de la mamá será bienvenido.
  • Tener una red de apoyo cerca, familia, amigos hace que el proceso sea más llevadero.
  • Acepta tus limitaciones y los cambios en el hogar, no te exijas demasiado y sobre todo no te exijas lo mismo que antes de tener al bebé. Ya habrá tiempo de cocinar, de mantener la casa limpia y ordenada...
  • Sal de casa, que te de el aire, así estarás haciendo deporte y a la par despejándote tanto tú como tu bebé.
  • Disfruta de tu bebé, pasa tiempo con él, te necesita.

Es importante que conozcas hasta qué punto esto es normal y cuándo debes buscar ayuda profesional.Por ello, es muy importante que acudas a las revisiones postparto con tu matrona y tratar todo esto.

Carla Quintana

Carla Quintana

Diplomada en Enfermeriìa por la Universidad Autoìnoma de Madrid y especializada en Obstetricia y Ginecología, trabajo como matrona poniendo en praìctica un cuidado personalizado, humanizado y cercano hacia la mujer embarazada y su pareja, para asiì poder disfrutar de este momento tan importante sin miedos, empoderada y segura de siì misma.

Continúa leyendo