Vídeo de la semana

Parto por cesárea

Dar a luz por cesárea disminuye las posibilidades de un segundo embarazo

Un estudio acaba de investigar acerca de cómo las cesáreas afectan a los siguientes partos y el resultado te va a sorprender: alega que someterse a una cesárea en el primer parto, disminuye las posibilidades de volver a quedarse embarazada.

parto
Fuente: Istock

Someterse a una cesárea en el primer parto podría reducir las posibilidades de volver a quedarse embarazada de manera natural en un futuro. Al menos, así lo confirma un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) y publicado en la revista JAMA Network Open.

El mismo tenía como objetivo principal analizar, precisamente, si el parto con cesárea puede relacionarse de alguna manera con una menor concepción posterior con respecto a los primeros partos vaginales. Y para que el resultado está más cerca de la respuesta afirmativa que negativa.

Para llegar a esa conclusión, el grupo de expertos estuvo en contacto con más de 2.000 mujeres (en concreto 2.423) de entre 18 y 35 años que habían sido madres por primera vez hace poco. En las entrevistas que tuvieron con ellas, las participantes respondieron a preguntas sobre su tipo de parto, sobre las relaciones sexuales sin protección que habían tenido lugar después de él y sobre si se habían vuelto a quedar embarazadas posteriormente.

En el resultado de la primera entrevista se concluyó que 600 de esas mujeres habían dado a luz a su primer hijo por cesárea. ¿Y después? Pues después pasó que el 69% de ellas fueron capaces de concebir después de ese parto de manera natural, frente al 79% que lo consiguió después de un primer parto sin cesárea.

Eso sí, conviene puntualizar y destacar que estos resultados solo tuvieron en cuenta los tres siguientes años a la realización de la cesárea. Es decir, el estudio demuestra que la posibilidad de concepción después del parto por cesárea disminuye en los tres siguientes años a la realización de la misma.

Factores a tener en cuenta

Para llegar a estos resultados los investigadores tuvieron en cuenta, tal y como se expone en el propio estudio, variantes en torno a la edad de la madre, el índice de masa corporal antes del embarazo, el periodo hasta la concepción del primer hijo, el aumento de peso en el embarazo, los abortos inducidos previos, la diabetes o la hipertensión, entre otros.

Las razones que podrían estar detrás de este hecho

Los investigadores también han intentado buscar solución a los resultados del estudio y, aunque la respuesta no está clara, lo cierto es que han encontrado algunas posibilidades. En primer lugar, piensan que puede deberse a que la mujer, después de someterse a una cesárea, no plantee volver a tener hijos y, por lo tanto, directamente no intenten volver a concebir un nuevo embarazo.

También hablan de las secuelas físicas de la cesárea como otra de las posibles razones: “en los últimos años se ha informado de que algunas mujeres desarrollan un defencto en el sitio de la incisión que puede aumentar el riesgo de infertilidad posterior”, afirman los autores del estudio.

Además, completan diciendo que esta cicatriz de la herida en el útero puede dificultar la implantación del cigoto, pese a que esté en un área donde no se implanta exactamente.

El número de cesáreas aumenta

Independientemente de los resultados que arroja esta nueva investigación, es cierto que en España se supera la tasa de cesáreas recomendada por la OMS. Al menos, así lo afirman los datos facilitados por el Instituto Nacional de estadística relativos a 2018, año en el que el 26% de los partos se produjeron a través de una cesárea.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo