A casa sin el bebé

El recién nacido se queda en el hospital, ¿cómo explicárselo a sus hermanos?

En ocasiones el recién nacido tiene que estar unos días en el hospital. ¿Cómo afrontar con los hermanos la vuelta a casa sin el bebé?

prematurohermano

Dejar ingresado a un recién nacido en el hospital es una experiencia muy dura para cualquier padre. Cuando hay más niños en casa, los hermanos son víctimas colaterales de la situación, pero ellos también tienen sus necesidades.

Hay que decirles la verdad

Los hermanos mayores necesitan que papá y mamá les expliquen, con palabras que puedan entender, la situación real: “Tu hermano está malito y va a tener que estar en el hospital, su –órgano enfermo- funciona mal y los médicos van a intentar arreglarlo. Papá y mamá estamos preocupados y tristes, porque nos gustaría estar ya todos juntos, pero vamos a hacer todo lo posible para que todo se solucione”.

Los niños necesitan saber lo que ocurre a su alrededor para poder pensar y dar nombre al ambiente que perciben. De lo contrario, notan que algo va mal pero no saben qué es, lo cual genera en ellos angustia y sentimientos de culpa.

Necesitan estar cerca de sus padres

Desplazar a los hijos mayores no es la solución. Ellos saben que sus padres están sufriendo y van a querer estar cerca de ellos. Si les alejamos del problema totalmente (llevándolos a casa de los tíos o abuelos), pueden sentir que están al margen de la vida familiar o que el nuevo hermano está ocupando todo el territorio emocional de la familia 
Ellos también han esperado a su hermanito con impaciencia, se encuentran en una situación de cambio y son especialmente vulnerables al abandono.

Hay que alejarles de la situación cuando lo necesiten


El hecho de que los hermanos permanezcan en la casa no significa que no puedan ser atendidos puntualmente por otras personas, familiares o amigos cercanos. Los hermanos no tienen por qué vivir la dureza de la situación que puede implicar un bebé prematuro o enfermo, como lo hacen sus padres: hay que intentar poner a su alcance medios para que sigan disfrutando de su vida, como pasar la tarde en casa de un amigo si les apetece, etc.

Deben conocer a su hermano

Deberían verle lo antes posible, explicándole por qué está en el hospital y qué significan los aparatos que le rodean. Hablar con él abiertamente de sus sensaciones y responder a todas sus preguntas.

Hay que invitarles a implicarse en la preparación de la casa para la llegada del bebé

Ir a comprar juntos las medicinas o aparatos que vayamos a necesitar cuando el bebé esté en casa, un regalo especial para el recién llegado (y otro para él, claro), una habitación cálida… Darle a los hermanos mayores la oportunidad de prepararlo todo para cuando su hermanito “aterrice” en casa sano y salvo, les hará sentir parte del proceso.

 

Etiquetas: bebé, familia, hermanos, posparto, recién nacido

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS