Parto

¿En qué consiste la cesárea y cuándo está indicada?

A medida que se acerca el parto es normal que surjan muchas dudas relacionadas con el momento del nacimiento de nuestro bebé. Pero, ¿qué es una cesárea y cuándo se realiza?

El parto por cesárea es un procedimiento quirúrgico utilizado para tener un bebé a través de incisiones en el abdomen y el útero.

Cesárea
Foto: Istock

En este artículo veremos diferentes razones por las cuales está indicada una cesárea y cuáles pueden ser los riesgos. 

La cesárea puede ser programada o de urgencia según las circunstancias que se den en el embarazo y el día del parto.

¿Cuáles son las razones principales para tener una cesárea?

El trabajo de parto no progresa

El cuello del útero no dilata a pesar de tener contracciones.

Sufrimiento fetal

Si existen motivos médicos que indiquen que el bebé está sufriendo y los riesgos son elevados se decidiría terminar el embarazo mediante una cesárea de urgencia.

Posición “anormal”

Depende mucho del país, el hospital y los profesionales sanitarios si están especializados en este tipo de partos. En algunos países, los partos de nalgas están a la orden del día, como por ejemplo en Reino Unido, donde cuentan con un equipo especializado en este tipo de partos.En España en cambio, no hay muchos hospitales/sanitarios que ofrezcan este tipo de partos vaginales cuando la posición no es cefálica (la cabeza del bebé es la que está abajo en el canal del parto).

Embarazo múltiple

Aquí habría que valorar la posición de los bebés y valorar el riesgo que conlleva tener un parto vaginal, siempre individualizando cada caso y acudiendo a los centros que tengan sanitarios especializados. Pero estate tranquila que un embarazo gemelar no siempre quiere decir cesárea programada ni mucho menos.

Placenta previa

La placenta, para que pueda haber oportunidad de un parto vaginal, tiene que estar apartado del cuello vaginal (parte del cuerpo que dilatará y se abrirá para permitir el expulsivo del bebé). En ocasiones puntales, la placenta obstruye este canal imposibilitando la opción de parto vaginal.

Tienes un problema de salud

Podría recomendarse una cesárea si padeces un problema de salud grave, como una enfermedad cardíaca o del cerebro. También se recomienda una cesárea si tienes una infección por herpes genital activa en el momento del trabajo de parto.

Hay una obstrucción mecánica

Podrías necesitar una cesárea si tienes un fibroma grande que obstruya el canal de parto, una fractura pélvica con un desplazamiento grave o si el bebé tiene un trastorno que pueda hacer que el tamaño de la cabeza sea inusualmente grande (hidrocefalia grave).

Ya te habían practicado una cesárea

Según el tipo de incisión uterina y otros factores, suele ser posible intentar un parto vaginal después de operación cesárea previa (PVDC). Sin embargo, en algunos casos, el profesional de salud podría recomendar otra cesárea.

¿Qué riesgos tiene una cesárea?

En ocasiones, nos encontramos mujeres que quieren tener una cesárea con el primer bebé para evitar el trabajo de parto y las posibles complicaciones que puedan tener. Los sanitarios no recomiendan esta decisión ya que, por mucho que una cesárea pueda parecer un proceso sencillo, siempre hay que tener en cuenta que es una operación mayor, con sus posibles complicaciones tales como problemas de respiración, sangrado, lesión quirúrgica, etc.

Los riesgos más habituales son:

  • Infección.
  • Hemorragia posparto.
  • Reacciones a la anestesia.
  • Coágulos de sangre.
  • Infección de la herida.
  • Lesión quirúrgica.
  • Mayores riesgos en embarazos futuros.

¿Qué tengo que tener en cuenta antes de la cesárea?

Si es una cesárea programada, seguramente tengas un seguimiento por el ginecólogo y con el anestesista para revisar tu historial médico y prevenir posibles complicaciones el día de la cesárea.

La recomendación es tener una buena preparación al parto donde os expliquen con detalle todas las posibilidades de parto que pueda haber para ir bien preparado sin idealizar ese momento y poder disfrutar sin miedos como merecemos.

¿Qué ocurre una vez tenemos una cesárea?

Cuidados de la cesárea
Foto: Istock

Lo más habitual es que estés en el hospital durante 2-3 días para controlar las posibles molestias con analgésicos. 

Es importante que pasadas las primeras 6-12 horas comencemos a movilizarnos poco a poco ya que eso ayudará a recobrar la normalidad cuanto antes. También ayuda a prevenir el estreñimiento y la trombosis venosa profunda. El equipo de atención médica controlará la incisión para detectar signos de infección. Si tuviste una sonda vesical, es probable que te lo extraigan lo antes posible.

Podrás comenzar a amamantar tan pronto como te sientas capaz de hacerlo. Pídele a la matrona que te apoye cuanto antes a poner a tu bebé en el pecho/biberón.

¿Qué cuidados tengo que tener en cuenta?

Durante el proceso de recuperación de la cesárea, el malestar y la fatiga son comunes. 

  • Analgesia: para aliviar las posibles molestias.
  • Higiene de la herida: agua, jabón, neutro y secar bien la herida dejándola al aire.
  • Peso: evita coger un peso mayor a tu bebé. Pco a poco tu bebé irá creciendo a la par que tu cuerpo se irá recuperando.
  • Revisión: salvo indicación médica, acude a la matrona a los 10 días para la revisión postparto y retirada de puntos/grapas.

¿Qué signos/síntomas indicarían infección?

  • La incisión está enrojecida, inflamada o con secreción
  • Tienes fiebre
  • Tienes sangrado abundante
  • Sientes que el dolor empeora
Carla Quintana

Carla Quintana

Diplomada en Enfermeriìa por la Universidad Autoìnoma de Madrid y especializada en Obstetricia y Ginecología, trabajo como matrona poniendo en praìctica un cuidado personalizado, humanizado y cercano hacia la mujer embarazada y su pareja, para asiì poder disfrutar de este momento tan importante sin miedos, empoderada y segura de siì misma.

Continúa leyendo