Anestesia en el parto

Epidural: resuelve tus dudas

2 minutos

¿Tiene efectos secundarios? ¿Cuándo se pone? ¿En qué casos está contraindicada? Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la epidural.

También te puede interesar: Epidural: 6 puntos a favor y 6 en contra
epidural

Aunque se conoce desde hace más de un sigo, la epidural es una técnica relativamente reciente, pues hasta hace poco más de veinte años la mayoría de las mujeres no tenían acceso a ella.

Actualmente, se ofrece a casi todas las embarazadas, tanto en hospitales públicos como privados.

Es tu decisión

Es una técnica muy segura y precisa que sirve para eliminar o aliviar el dolor que produce el parto, pero es solo una opción que tienes a tu disposición. Puedes solicitarla o no, y la decisión es única y exclusivamente tuya.

¿Tiene efectos secundarios?

Como todas las técnicas, tiene sus riesgos y sus efectos secundarios.

Los más frecuentes son temblores, picor, nauseas y bajadas de tensión.

Con menos frecuencia también puede provocar dolores de cabeza o espalda y reacciones alérgicas a los fármacos.

La realidad es que actualmente se administra a un número muy alto de mujeres durante su parto y hay muy pocos problemas.

 

Quién la pone

El profesional que la administra (anestesista) es un médico especialista con los conocimientos y habilidades necesarios para que la técnica sea un éxito y no surjan complicaciones importantes.

 

Cómo se pone

La epidural se administra en la zona donde salen los nervios que producen la sensación dolorosa del parto.

Para hacer llegar los fármacos a la zona exacta el anestesista inserta un catéter (un tubito de plástico muy fino) en la parte baja de la espalda, a la altura de la cintura, y lo deja puesto durante todo el parto para poder inyectar medicación continuamente.

  • El pinchazo no es molesto porque previamente se insensibiliza toda la zona con anestésico local.
  • Si durante el parto surge la necesidad de hacer una cesárea de urgencia y la mujer tiene la epidural puesta no hay que recurrir a la anestesia general.

Tienes nueve meses para decidir qué tipo de parto quieres. Si tienes dudas, el anestesista las resolverá: no debes fiarte de las opiniones o vivencias de personas que no tienen los suficientes conocimientos sobre el tema.

Si decides ponerte la epidural, asumes algún algún pequeño riesgo y si decides no ponértela, asumes el dolor. Ambas opciones son válidas y aceptables.

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Etiquetas: epidural, parto

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS