La dilatación

Fases de dilatación en el parto: ¿cuáles y cómo son?

Es normal que según avance el embarazo, la futura madre se cuestione mucho más cómo será su parto. Este, realmente, se divide en tres fases diferentes. Conocer lo que sucede en ellas puede ayudar a afrontar todo el proceso con más calma. Descubre aquí en qué consiste la fase de la dilatación, la más larga de todas ellas.

dilatacion parto
Fuente: iStock

Durante el embarazo es normal que te preguntes un montón de aspectos, aunque sin duda, uno de los que más te llamará la atención y al mismo tiempo despertará en ti más preocupación, emoción e inquietud será el momento del parto y todo lo que tiene que ver con él. Especialmente en las últimas semanas de gestación cuando la hora es inminente.

Si hablamos del parto como tal, debemos saber que en realidad es un proceso en el que, si es en condiciones normales, desde el punto de vista médico se distinguen diferentes partes: la de dilatación, la de expulsión y la del alumbramiento. El periodo más largo de todos es el de dilatación, veamos en qué consiste.

¿Qué es la dilatación?

La dilatación es la etapa que va desde que comienza la primera contracción hasta que el cuello del útero se ha borrado totalmente.

En este periodo, además de ese acortamiento y ensanchamiento del útero, por su parte, el bebé lo que hace es descender hacia la pelvis para encajarse en ella, es decir, el descenso de la cabeza por el canal de parto. Después de ello, se suceden la fase de expulsión, que se corresponde con la parte final del parto y la de alumbramiento, que se da con la salida de la placenta.

Del total del parto, la de dilatación es la etapa más larga y dentro de ella se pueden distinguir distintas fases: la latente y la activa.

Fase latente, pasiva, precoz o prodrómica

En ella comienza la apertura del cuello uterino y suele ser el periodo más largo, aunque afortunadamente es el menos intenso y, de hecho, muchas embarazadas no se percatan de ello. En esta fase se produce el borramiento, ablandamiento y dilatación del cuello uterino hasta los 3 centímetros y puede tener una duración de días o incluso semanas.

En este momento, la oxitocina empieza a pasar a la sangre y es cuando la mujer comienza a tener contracciones, aunque no las perciba. Es habitual tenerlas a partir de la semana 35 y son más bien una señal de que la fecha de parto se está aproximando. Pero no serán ni intensas, ni regulares, ni progresivas como para pensar que es la hora de ir al hospital.

Después de todo esto se da paso a la fase de dilatación activa que consiste en lo siguiente.

Fase activa

En este periodo el cuello uterino pasa de 3 a 10 centímetros de dilatación, lo que hace que se abra el canal de parto y, por ende, esto permita que el bebé pueda salir.

¿Cómo son las contracciones ahora? Ahora ya sí que son fuertes, rítmicas y más seguidas. Pero como sabemos, cada cuerpo es distinto y en cada mujer serán diferentes. Puede ser que se dilate cada hora un centímetro o que se haga de manera más rápida, sobre todo si no se trata del primer embarazo y ya se ha parido antes.

El útero será capaz de dilatarse hasta los 10 centímetros, que es cuando el bebé ya podrá asomar su cabeza y comenzará la siguiente fase, la de expulsión.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo