La imagen que está dando la vuelta al mundo

Gracias a todas las enfermeras que nos acompañan en el posparto

2 minutos

Una madre comparte en su Facebook una imagen del posparto de la que nadie te habla. Queremos hacer de altavoz compartiendo el post que nos recuerda lo importante que es su trabajo.

matrona

¿Te acuerdas del nombre de la matrona que asistió tu parto? ¿Recuerdas la cara de la enfermera que te ayudó a poner a tu bebé por primera vez en tu pecho? ¿Sabes cómo era la enfermera que te mostró que los bebés no son tan frágiles como pensabas y puedes bañarles sin miedo? Probablemente no. Por eso queremos rendirle homenaje a esas enfermeras que nos han brindado un apoyo insustituible durante el parto y el posparto.

Y eso precisamente es lo que dice la siguiente fotografía de Katie Lacer de MommaKTShoots que se ha hecho viral. Primero por capturar de manera espontánea y lo más natural posible ese momento tan íntimo en la vida de una madre, como ha sido el caso de Jill Krause. 

Te sentirás identificada al comprobar como en un momento tan delicado y vulnerable en el que dolorida, con dudas, exhausta, con miedo, con puntos, con grapas, sangrando, con entuertos... una cara amable viene a brindarte su ayuda, después de vivir una de las experiencias más impactantes de una madre. Eres madre primeriza y te toca levantarte de la cama. Debes hacer pis por primera vez. Te asusta marearte. Te da miedo sentarte sola en el baño y llega ella a quitarle hierro al asunto. Viene con frases que te sube la autoestima. Te llamará campeona. Ofrecerá su brazo para hacer estos 12 pasos hasta el baño. Te dará su mano para volver a la cama o el sillón. Tocará tu pecho para comprobar si tienes leche. Te enseñará a darle el pecho, a coger el bebé, a limpiarte los puntos... ¡Gracias por acompañarnos en un momento tan delicado! Nunca nos olvidaremos.

 

Nunca olvidaré los rostros de las enfermeras que me acompañaron al baño después de dar a luz a cada bebé. Ese momento en el que me sentía tan vulnerable, tan cansada, asustada y temblorosa. Mi vientre hinchado, y mi modestia completamente por los suelos. Me trataron con tanta amabilidad y dignidad. Para mí, esos han sido momentos de empoderamiento y confirmación de que tengo una verdadera tribu para ayudarme, incluso si es solo ese pequeño momento en el baño, en el retrete, mientras una amable enfermera me enseña como ponerme un empaque de hielo en mis bragas de red. Esta foto de mi amiga MommaKTShoots simplemente me lleva a esos momentos. Casi puedo oler la benzocaína. Un aplauso para las enfermeras y  doulas y todos los que nos enseñan como hacer nuestra ropa interior en un empaque de hielo (¡o nos ayudan con esa primera ducha después de una cesárea!)

 

PD. Nos dirigimos a las enfermeras en femenina por ser la mayoría, pero no queremos excluir a los hombres del gremio:)

Etiquetas:

Continúa leyendo...

COMENTARIOS