Después del parto

Hipomanía posparto: por qué se produce y qué debes saber

Aunque no tan conocida como la depresión posparto, los expertos alertan que la hipomanía después del parto puede aumentar el riesgo de sufrirla.

Un estudio publicado en el año 2019 en Psychiatry Research encontró que cerca del 50 por ciento de las mujeres que se encontraban en el período posparto tenían síntomas hipomaníacos.

Esta investigación fue llevada a cabo en China, y los investigadores encuestaron a un total de 1.022 mujeres que no tenían más de un mes después del parto. Utilizaron la herramienta Hypomania Checklist-32, y una puntuación de 14 o más indicaba la existencia de síntomas hipomaníacos. Encontraron que el 43 por ciento de las mujeres que participaron en el estudio puntuaron 14 o más. 

La hipomanía, como veremos, es un síntoma del trastorno bipolar, que puede incluir un estado de ánimo elevado, irritabilidad, aumento de la actividad, disminución de la necesidad de dormir y pensamientos acelerados, entre muchos otros.

Aunque estudios anteriores muestran que la prevalencia de los síntomas asociados a la hipomanía posparto oscila entre el 10 y el 20 por ciento, otro estudio, esta vez realizado en África, encontró que la mitad de las mujeres encuestadas también tenían síntomas de hipomanía después del parto. Una explicación de la diferencia en los resultados podría ser que muchas mujeres con trastorno bipolar posparto son mal diagnosticadas con un trastorno depresivo mayor.

¿Qué es la hipomanía posparto?

Tanto el embarazo como las semanas posteriores al nacimiento del bebé se reconocen como momentos difíciles, tanto física como psicológicamente. Una mezcla de sentimientos que, a veces tienden a ser tan contradictorios, que acaban abrumando a la mamá. 

Cuando esto ocurre, el estado de ánimo puede cambiar de sentirse eufórica o feliz a sentirse cansada y triste prácticamente en cuestión de minutos. 

Síntomas de la hipomanía posparto
Foto: Istock

La hipomanía posparto es una forma atenuada de la manía, la cual se caracteriza por una etapa de actividad exagerada, seguida de otra de depresión. Es decir, es un estado afectivo en el que surge un ánimo persistentemente hiperactivo, expansivo y / o irritable. Y podría ser definida como un tipo de manía, aunque menos extrema.

Cuando surge, lo más común es que surjan síntomas de euforia extrema en los días o semanas posteriores al parto.

Aunque las personas que la experimentan pueden parecer estar bien, no siempre es así. De hecho, aunque los síntomas, como sentirse intensamente feliz o estar repleta de energía, pueden verse como algo positivo, estos síntomas aún indican la existencia de un trastorno del estado de ánimo, el cual debe ser abordado.

¿Cuáles son los síntomas de la hipomanía posparto?

Al tratarse de un estado vinculado a la exaltación, la motivación o las ganas de hacer cosas constantemente, la hipomanía posparto generalmente se siente bien para la persona que la experimenta, sobre todo al principio.

No obstante, si no se trata, o los síntomas empeoran, la hipomanía posparto puede acabar causando sentimientos de agotamiento, confusión o ansiedad, y en casos más graves, aumentar el riesgo de depresión o psicosis posparto.

Se caracteriza por muchísima energía, sentimientos relacionados con la invencibilidad y por una intensa felicidad, pero cada mujer es distinta en cuanto a cómo experimenta la hipomanía después del parto.

¿Puede aumentar el riesgo de depresión posparto?

Como señalan los expertos, es importante tomarse la hipomanía posparto en serio porque tiene conexión con la depresión posparto. De hecho, se ha encontrado que experimentarla aumenta el riesgo de depresión después del parto.

Concretamente, los investigadores estiman que al menos una quinta parte de las mujeres que desarrollan depresión posparto experimentan antecedentes de hipomanía. Dicho de otra forma, experimentar hipomanía luego de haber dado a luz puede significar que es mucho más probable que también se experimente depresión posparto en un futuro.

¿Cómo se trata?

Recordar que, si se experimentan alguno de los síntomas relacionados con la hipomanía posparto, es imprescindible comentárselo al médico (o si observamos que un ser querido parece estar experimentando estos síntomas).

Por suerte, existen muchos tratamientos y recursos disponibles para ayudar a la mamá que sufre hipomanía posparto. Y son útiles para ayudarla a sentirse mejor, reduciendo con ello el riesgo de depresión posparto.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo