Esperanza de vida

La edad que tenías en tu último parto podría revelar datos sobre tu esperanza de vida

Un estudio reciente acaba de demostrar la relación que existe entre la edad del último parto de la mujer y su longevidad. ¿El secreto? Puede encontrarse en su ADN y revela datos muy interesantes de cara a la futura investigación.

parto
Fuente: iStock

Hemos hablado mucho sobre la relación entre la edad de la madre y el embarazo. De hecho, ya os hemos contado la edad óptima (biológicamente hablando) para quedarse embarazada, así como los riesgos que puede suponer un embarazo después de los 35 años (edad a la que los embarazos comienzan a ser de riesgo).

Además de ello, también os hemos hablado de las ventajas de ser madre después de los 30. Sin embargo, entre esas ventajas no incluíamos ninguna biológica y de la que ahora sí que podemos hablar: la longevidad de la madre podría estar relacionada con la edad que tenía en la fecha de su último parto, tal y como ha confirmado un estudio reciente llevado a cabo por investigadores estadounidenses.

La investigación, publicada en la revista científica Menopause, señala a la longitud de los telómetros de los leucocitos como clave en la búsqueda de esta información Y te preguntarás, ¿qué son los telómetros de los leucocitos? Pues bien, hablamos de secuencias repetitivas de proteínas de ADN que se encargan de proteger la información genética. Una longitud reducida de estos telómetros estaría relacionada con una muerte precoz.

De hecho, son muchos los estudios científicos anteriores que han hablado de la relación entre la longitud de estos telómetros y el riesgo de muerte, sobre todo, en casos de enfermedades coronarias como la diabetes Tipo 2 o varios cánceres. Sin embargo, este hallazgo es algo prácticamente nuevo en el campo científico.

Después de investigar a alrededor de 1200 mujeres con uno o dos hijos que habían usado anticonceptivos orales y que estaban en etapa postmenopáusica o premenopáusica, llegaron a la conclusión de que aquellas que habían tenido a su hijo más tarde, presentaban telómetros con longitud más larga y, por tanto, podrían presentar también mayor longevidad de vida.

Otros beneficios de un embarazo tardío

Aunque estamos ante un hallazgo científico nuevo, este no es ni de lejos el único beneficio que reporta un embarazo tardío.

El primero y más evidente, tal y como comentan los psicólogos, es la preparación para la maternidad: a mayor edad, mayor experiencia, mayor madurez intelectual y también mayor capacidad para sobrellevar todo lo que acontece a los cuidados y el desarrollo del bebé.

De hecho, ¿sabías que los hijos de las mujeres mayores de 35 son más inteligentes? Este hecho, tal y como afirma un estudio llevado a cabo hace unos años, estaría ínfimamente relacionado con lo anterior. Y es que, a esta edad y en la actualidad, las mujeres están mejor preparadas académicamente y, además, dados los cambios en la sociedad, a los 35 suelen tener su primer hijo, y no su segundo o tercero como ocurría antes. Así, tienen más tiempo para dedicarse a él.

¿Por qué a partir de los 35 un embarazo es considerado de riesgo?

Como toda moneda, tiene su cara y su cruz. Y la cruz de quedarse embarazada después de los 35 son los riesgos que puede sufrir la madre como la diabetes gestacional o el riesgo de sufrir alteraciones en el número de cromosomas del feto y, por tanto, de sufrir abortos espontáneos o las posibilidades de tener un bebé con Síndrome de Down.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo