Después del parto

La famosa cuarentena tras el parto, ¿qué hay que tener en cuenta?

¿Cuánto tiempo necesita una nueva mamá para recuperarse por completo? Al contrario de lo que se podría pensar, el proceso de recuperación física y emocional puede llevar mucho más tiempo que la famosa cuarentena.

El puerperio o posparto es el periodo después del parto en el que el organismo recupera la situación previa al embarazo. Comprende las primeras seis semanas posteriores al parto (42 días).

La famosa cuarentena tras el parto
Foto: Istock

Es una etapa muy intensa en la vida de las madres, padres y familiares, tanto por los cambios físicos que se producen en el cuerpo de la mujer, como por las vivencias emocionales y afectivas que tiene para toda la familia.

El puerperio comprende diferentes etapas:

  • Puerperio inmediato: abarca las primeras 24 horas después de parto.
  • Puerperio mediato: se extiende desde el segundo al décimo día.
  • Puerperio alejado: concluye en torno a los 40-45 de postparto.
  • Puerperio tardío: puede alcanzar hasta los 6 meses si la madre opta por alimentar al bebé mediante una lactancia activa y prolongada.

Cómo es la cuarentena

Si no hay complicaciones, el puerperio será estrictamente fisiológico, lo que supone que el cuerpo de la madre sufre una serie de cambios físicos encaminados a devolver la normalidad a todo su organismo:

Pérdida de peso

El parto, la eliminación del exceso de agua, la involución del aparto reproductor y la lactancia hacen por sí solos que la madre llegue a perder hasta un 12,5% del peso que tenía antes del parto.

Eliminación del agua

Aumenta la eliminación (aproximadamente dos litros) del agua acumulada en los tejidos durante el embarazo, a través del sudor y la orina.

Cambios hormonales

Al cabo de una semana de producirse el parto, los estrógenos, la progesterona y la gonadotropina coriónica humana recuperan los niveles normales. Sin embargo, aumenta significativamente la secreción de prolactina en tanto se mantiene la lactancia materna. El resto de las glándulas endocrinas también recuperan su función habitual.

Cambios en el aparato circulatorio

Se recupera una frecuencia cardiaca normal y las paredes venosas recuperan su tono habitual, haciéndose más resistentes. Tras la primera semana también se normalizarán los nódulos hemorroidales.

Reducción del volumen abdominal

Con ello se elimina la presión sobre el diafragma, el estómago, el intestino, la vejiga y los pulmones. Como consecuencia, en poco tiempo se mejora la función respiratoria, la capacidad de la vejiga y se recupera el apetito y la actividad intestinal normal.

Cambios en el aparato genital

El tamaño del útero llega a aumentar entre 30- 40 veces durante la gestación. En el puerperio se reduce nuevamente, pero de forma progresiva, mediante un mecanismo al que se denomina involución uterina. Los últimos restos del parto (loquios) se eliminan durante los dos o tres primeros días. En lo que respecta al cuello del útero, éste recupera sus dimensiones normales un mes después del parto. La vagina lo hace a los diez días.

Alteraciones de la piel

Desaparece la pigmentación de la piel adquirida durante la gestación en la cara, y la línea alba. Sin embargo, la piel del abdomen queda flácida en la medida en que el útero recupera su volumen normal y los músculos su elasticidad.

Posparto
Foto: Istock

Descenso de la actividad inmunitaria

Durante el puerperio se reduce la capacidad de respuesta del sistema inmunitario ante la actividad de los gérmenes, por lo que, si la madre sufre algún tipo de infección antes del parto, ésta se puede agudizar.

Reanudación de la menstruación

El tiempo que tarda en restablecerse la regla depende de si la madre amamanta a su hijo o no. Si no es así, lo habitual es que reaparezca al cabo de aproximadamente 40 días. De lo contrario, en el 25% de los casos se producirá un retraso que puede extenderse a todo el periodo de lactancia y en ocasiones incluso más.

¿Cuándo debería acudir a urgencias?

Entra dentro de la normalidad tener un sangrado durante esos 40 días, pero es muy importante saber que la cantidad y el color va a ir cambiando según van pasando las semanas.

Al principio será más rojo vivo, incluso con algunos pequeños coágulos (loquios), e irá disminuyendo progresivamente la cantidad, convirtiéndose en un color marronáceo, amarillento, rosáceo (lo que denominamos sangrado viejo, que no activo).

Es muy importante que conozcaslas señales de alarma durante el puerperio o cuarentena:

  • Sangrado vaginal mayor a la menstruación y/o con mal olor.
  • Fiebre superior a 38°C que no cesa con paracetamol.
  • Dolor de cabeza constante.
  • Hinchazón de cara, manos, piernas y pies.
  • Ver lucecitas o ver nublado.
  • Escuchar zumbidos.
  • Dolor abdominal intenso, como un "cinturón que aprieta".
  • Secreción por la herida operatoria y/o enrojecimiento, en caso de cesárea.
  • Molestias o dolor al orinar.

Continúa leyendo