Estrías en el embarazo

¿La leche materna puede ayudar a reducir las estrías? Beneficios y cómo usarla

La leche materna posee una composición compleja, entre los que destacan carbohidratos, lípidos de alta calidad, proteínas, vitaminas, minerales, hormonas y enzimas, entre otros. Y comúnmente se ha venido utilizando como preventivo para la formación de grietas del pezón durante la lactancia. Pero, ¿también podría ser útil contra las estrías del embarazo?

Las estrías se convierten en una molestia común durante el embarazo. De hecho, se estima que suelen desarrollarse en nueve de cada diez embarazos. Y, en la mayoría de las ocasiones, tienden a aparecer alrededor del sexto a séptimo mes. 

Consisten básicamente en unas rayas o líneas de color rosado que, durante la gestación, tienden a formarse alrededor del vientre, los senos o las caderas. Surgen cuando el colágeno y la elastina, que son las fibras que ayudan a mantener la piel firme y tensa, se estiran demasiado y se rompen debido a la presión ejercida por el rápido aumento de peso, y por el propio crecimiento del bebé.

Estas fibras las encontramos situadas justo debajo de la superficie de la piel, las cuales se rompen debido a la presión ejercida por el rápido aumento de peso.

Por suerte, es posible reducir la aparición de estrías cuando son nuevas. Sin embargo, a medida que va pasando el tiempo y tienden a volverse blancas, suelen ser extremadamente complicadas y difíciles de tratar.

Pero el propio embarazo en sí no es la única causa relacionada. La genética también influye muchísimo. De manera que, si la madre o la abuela de la embarazada desarrollaron estrías, es bastante probable que también las tenga.

Beneficios de la leche materna para reducir las estrías del embarazo

Después del nacimiento del bebé es común que las estrías todavía sigan siendo rozadas o rojizas. Y esta tonalidad es una señal clara que indica que, aún, es posible tratarlas con la finalidad de reducirlas al máximo.

Hace alrededor de dos años una mamá compartió en su perfil de Facebook los resultados conseguidos después de haberse frotado las estrías con leche materna durante al menos dos semanas.

“He intentado un pequeño experimento durante las últimas dos semanas. He estado poniendo leche materna en un lado de mi estómago. ¡No puedo creer la diferencia! Para cualquier mamá que esté amamantando, poniendo un poco en esas rayas de tigre. Para las mamás que preguntan, me lo froto en mi barriga mientras amamanta y hago espuma. Me lo casi goteando. Dejo que se seque al aire, y me pongo la camisa después. Me la pongo cada vez que amamanto. Lo he estado haciendo durante aproximadamente tres semanas.”

Y los resultados, según se pudo comprobar con las fotografías adjuntadas en dicho mensaje antes y después, fueron bastante evidentes: “noté una gran diferencia no solo en el color, sino también en la profundidad de mis estrías”. Y fue clara al respecto: “publiqué esto después de que mi mamá me convenciera para que lo compartiera con otras mamás. No puedo prometer que funcionará al cien por cien para todas, pero definitivamente [me ayudó].”

¿Cómo usar la leche materna para reducir las estrías?

Por el momento no existen estudios científicos que hayan indagado acerca de los supuestos beneficios que, la leche materna, podría tener a la hora de reducir y disminuir las estrías que se forman en la piel durante el embarazo.

No obstante, sí es cierto que un remedio natural muy común durante la gestación consiste en aplicarse un poco de leche materna en los pezones después de cada toma, con la finalidad de reducir al máximo el riesgo a que se formen dolorosas grietas.

Esto es debido a que la leche materna contiene una serie de nutrientes que actúan como antiinflamatorios y antimicrobianos, por lo que tiende a ser de bastante ayuda en este sentido.

A la hora de intentar reducir las estrías, basta con aplicarse una pequeña cantidad de leche materna sobre las áreas donde se han formado las estrías (preferentemente en la zona del vientre, sobre los senos y en las caderas), aplicando con un suave masaje, y dejar que se seque antes de vestirte.

Es conveniente hacerlo durante algunas semanas, preferiblemente cada vez que amamantes al bebé, como forma de acelerar los resultados.

Otros consejos útiles que te serán de mucha ayuda

Desde el momento en el que la prueba de embarazo da positivo, es aconsejable empezar a hidratar aquellas áreas de la piel donde es más probable que surjan y se desarrollen estrías, como el abdomen o vientre, la espalda baja, las caderas y los senos.

En estos momentos, los humectantes pueden ayudar a mantener la elasticidad de la piel, lo que hace que sea mucho menos probable que se desgarre cuando el cuerpo, fruto del crecimiento del bebé, empieza a expandirse.

En lo que al cuidado de la piel se refiere, es esencial prevenir que curar. Por tanto, es sumamente aconsejable empezar pronto con la aplicación de un buen humectante. Lociones con aceite de coco, vitamina E y manteca de karité se convierten en algunas de las mejores opciones, gracias a que ayudan a proporcionar una hidratación mucho más duradera. 

A partir del segundo trimestre las estrías pueden hacerse más patentes. Nuevamente, este sigue siendo el mejor momento para reducir su apariencia al máximo, cuando todavía son nuevas y poseen una tonalidad rojiza o rosada (es decir, únicamente son líneas). De hecho, recuerda que cuando las estrías se vuelven blancas, son bastante más difíciles de tratar.

Para este momento, existen cremas antiestrías que pueden ser de mucha ayuda. Es conveniente ser diligente a la hora de aplicarlas diariamente, y podría ser necesario tomar hasta un mes para observar cierta mejora.

Posteriormente, después de la llegada del bebé, las estrías tienden a desvanecerse para adquirir una tonalidad plateada clara. Las cremas con retinoles pueden ser de mucha ayuda, que son derivados de la vitamina A útiles para exfoliar la piel suavemente al estimular la renovación celular. Aunque es conveniente consultar antes con el médico, ya que podrían afectar al bebé cuando son utilizadas durante el embarazo.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo