Posparto

La OMS publica recomendaciones para un posparto respetado

Por primera vez, la Organización Mundial de la Salud ha publicado una serie de recomendaciones para garantizar la correcta atención mental y sanitaria a la madre y el bebé en las semanas después del parto.

No nos cansamos de repetir que con el parto no termina todo. Que es igual, o más importante, cuidar a la madre en el periodo de posparto, también conocido como cuarentena o puerperio. Las siguientes seis semanas después de dar a luz la mujer tiene que aprender a ser madre (aunque no sea su primer hijo). Tiene que establecer rutinas con su bebé y, además, atender a su cuerpo, que ha sufrido innumerables cambios físicos y emocionales durante los nueve meses anteriores.

posparto
Fuente: iStock

Sin embargo, son muchas las que se quejan de que, después del parto, todas las atenciones se centran en el bebé y se olvidan de ellas; aun con lo que cuesta adaptarse.

De acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la actualidad más de tres mujeres y bebés de cada 10 no reciben la atención postnatal debida en los primeros días después del parto: “El periodo en el que se producen la mayoría de muertes maternas e infantiles”, de acuerdo a esta fuente.

Consciente del periodo crítico que vive la mujer después e dar a luz, la OMS ha publicado por primera vez las directrices para garantizar el apoyo a las mujeres y sus recién nacidos en el periodo postnatal: las seis semanas después del nacimiento. “Un momento crucial para garantizar la supervivencia del recién nacido y la madre y apoyar el desarrollo saludable del bebé, así como la recuperación y el bienestar mental y físico general de la madre”, aseguran en su página web.

“Una vez nacido el bebé sigue siendo necesario ofrecer atención de calidad a la madre y al recién nacido”, ha asegurado el doctor Anshu Banerjee, director del departamento de salud de la madre, el recién nacido, el niño y el adolescente y envejecimiento de la OMS.

La importancia de cuidar la salud mental en el posparto

De acuerdo a una encuesta llevada a cabo por Intimina recientemente a un total de 2.000 madres, concluyó que 7 de cada 10 de ellas creen que la recuperación después del parto es uno de los desafíos emocionales más difíciles a los que se han enfrentado nunca.

Además, el I Estudio sobre la depresión posparto, realizado hace unos años por Suavinex a 388.507 hombres y mujeres reveló que un 35,14% de las madres españolas han pasado por síntomas de depresión posparto después de dar a luz, pero solo el 17% ha recibido ayuda profesional.

Los síntomas, como tristeza, ansiedad, cansancio, llanto sin motivo aparente o irritabilidad hacia la familia, se alargan más de seis meses para el 23,03% de las madres encuestadas.

“Los datos muestran que las mujeres y sus familias quieren y necesitan una experiencia posnatal positiva que les ayude a superar los inmensos desafíos físicos y emocionales que se producen después del nacimiento de los bebés, además de fomentar su confianza como progenitores”, ha señalado la doctora Mercedes Bonet, funcionaria médica del departamento de salud sexual y reproductiva e investigaciones conexas de la OMS.

Es por esto que la Organización Mundial de la Salud ha querido hablar alto y claro sobre la importancia de atender todas las necesidades de la madre y el recién nacido en el puerperio.

Recomendaciones de la OMS para un posparto respetado

Reuniendo las más de 60 recomendaciones de diferentes profesionales, ha preparado nueve directrices que garantizan el bienestar de la madre y el bebé en el puerperio más inmediato:

  • Mínimo de tres reconocimientos posnatales adicionales a las seis primeras semanas después de nacer que incluirá visitas al domicilio, siempre que sea posible. Si el parto ha sido en casa, se recomienda la primera visita con no más de 24 horas después de nacer
  • Medidas que permitan detectar signos de alarma urgente en la madre y del bebé
  • Tratamiento, apoyo y asesoramiento para mejorar las molestias de la mujer típicas del posparto: dolor perineal y congestión mamaria
  • Administrar las vacunas pertinentes a los recién nacidos y exploración exhaustiva para detectar anomalías oculares y auditivas
  • Apoyo para garantizar la construcción correcta del vínculo entre padres y bebés: cómo responder a sus señales y cómo mantenerse en contacto estrecho con ellos para ofrecerle garantías
  • Fomentar la participación de la otra parte de la pareja para brindar apoyo a la madre y el bebé
  • Cribados para detectar ansiedad y depresión posparto en la madre, derivando siempre que sea necesario para su tratamiento
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo