Vídeo de la semana

La piel en el embarazo

Picazón en los senos y en los pezones durante el embarazo: causas y cómo aliviarla

Durante el embarazo, especialmente a medida que la gestación avanza, se aumenta de peso y el bebé crece, es totalmente normal que se formen estrías y que, además, la piel empiece a picar en la zona del vientre. Pero, ¿sabías que también es común que ocurra en los senos y pezones?

Son muchas las molestias e incomodidades que surgen a medida que la gestación avanza. Y es que a la prueba de embarazo positiva le siguen todo un conjunto de síntomas, más o menos evidentes, que en algunos momentos puntuales pueden volverse verdaderamente patentes.

Las náuseas, los vómitos y el cansancio suelen ser algunas de esas molestias popularmente más conocidas, posiblemente porque tanto la literatura como la gran y pequeña pantalla se han ocupado de convertirlas en los síntomas de embarazo más típicos y comunes. Pero lo cierto es que no son los únicos.

¿Sabías que, también, es habitual sentir cierta picazón en la piel? Nuevamente parte de la “culpa” la tienen los cambios hormonales, que tanto hacen por la adecuada evolución y desarrollo del embarazo, pero que bastantes quebraderos de cabeza pueden producir también a lo largo del embarazo.

Pero no es la única causa. De hecho, hay muchos motivos por los que la piel puede picar durante el embarazo, en especial no solo el del vientre a medida que el bebé se desarrolla y crece. También es común sentir esa picazón en los senos y pezones. Aunque, es cierto, en la mayoría de los casos están relacionados con las hormonas circulantes y con la irritación de la piel. 

¿Por qué pica la piel de los senos y los pezones durante el embarazo?

Los cambios en los senos pueden comenzar incluso poco tiempo después de la concepción, antes de tener una prueba de embarazo positiva. Por ejemplo, los senos pueden volverse sensibles, agrandados y doloridos. También es común sentir cierto hormigueo, a la vez que los pezones se vuelven más sensibles, hinchados o agrietados. Pero es habitual que la picazón surja más tarde, a medida que el embarazo avanza y los senos empiezan a crecer.

Cambios hormonales

Con la finalidad de conseguir que la gestación se desarrolle y evolucione adecuadamente, las hormonas tienden a acelerarse durante el embarazo, aumentando particularmente a medida que avanza y que, sobre todo, se acerca la fecha de parto.

Y, además de los síntomas (y molestias) que hemos mencionado en un primer momento, también debemos sumarle la picazón de la piel. Aún cuando no exista una condición de salud específica, la picazón de la piel durante el embarazo es tremendamente común.

El estiramiento de la piel

Si ya te encuentras atravesando las últimas semanas del embarazo es bastante probable que hayas empezado a sentir una picazón incómoda en la zona del abdomen o del vientre. Es algo absolutamente normal. A medida que el bebé crece, la piel se estira para adaptarse a su nueva forma, y también al aumento de peso.

Por este motivo es común que surjan esas incómodas y molestas estrías en el estómago, los senos, las caderas y los glúteos. Y, a medida que se forman, es posible sentir cierto picazón o ardor.

También debemos tener en cuenta que, como consecuencia de la acción de las hormonas típicas del embarazo, tanto el colágeno como la elastina pueden volverse más sensibles al estiramiento, de manera que no son capaces de responder tan bien a ese estiramiento rápido y excesivo.

Prurigo del embarazo

El prurigo es considerado como una afección específica del embarazo (es decir, que únicamente ocurre durante la gestación). Consiste en una respuesta del sistema inmunológico del cuerpo de la futura mamá a todos los cambios que ocasiona el embarazo. Y uno de sus síntomas más comunes es el desarrollo de pequeñas protuberancias tanto en el pecho como en otras áreas del cuerpo, que pueden picar.

Puede aumentar en el tiempo e incluso continuar durante unos meses después del nacimiento del bebé.

Eczema

También conocido médicamente como eccema o como erupción atópica (especialmente en mujeres con antecedentes de dermatitis atópica), consiste en un problema de la piel que se puede desarrollar durante el embarazo. Cuando surge se originan parches tanto en los senos como en otras partes del cuerpo.

Junto con la picazón también es posible la aparición de otros síntomas relacionados como piel seca, agrietada o escamosa, protuberancias elevadas y de pequeño tamaño y manchas de color rojizo.

¿Cómo aliviar la picazón?

Siempre y cuando los síntomas no sean causados por una afección médica subyacente, es posible calmar y aliviar la picazón tanto en los senos como en los pezones con algunos remedios y consejos naturales. A continuación, te descubrimos los más útiles:

  • Hidratar la piel. Mantener una adecuada hidratación es fundamental, aplicando un humectante calmante cada día tanto en los senos como en los pezones. Las cremas y los ungüentos suelen ser bastante útiles en este sentido, y destacan especialmente ingredientes como la manteca de cacao, aceite de jojoba, aceite de oliva o la manteca de karité. ¿Lo más recomendable? Aplicarlos inmediatamente después de la ducha o el baño.
  • Cuidado con los baños y duchas calientes. El agua caliente o muy caliente puede resecar la piel en exceso, lo que hará que el problema empeore. En su lugar es mejor optar por una ducha tibia o fría. Además, también debes tener en cuenta que el exceso de tiempo en el agua puede igualmente terminar secando la piel, por lo que no es recomendable superar los cinco o diez minutos bajo la el agua.
  • Evitar jabones fuertes. Lo mejor es utilizar jabones suaves y sin fragancia evitando sobre todo aquellas lociones perfumadas que podrían acabar empeorando el problema. A la hora de lavar la ropa también se recomienda optar por detergentes sin fragancia.
  • Beber más agua. La deshidratación es también una causa común de sequedad de la piel. Por tanto, además de mantenerla debidamente hidratada y humectada desde el exterior, también es fundamental tomar todos los días al menos entre 8 a 10 vasos de líquidos al día durante el embarazo.
Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo