Posparto

¿Por qué se cae tanto el pelo después de dar a luz?

2 minutos

El exceso de caída suele aparecer en el primer trimestre del embarazo y tras el parto. Descubre la explicación científica.

caida del pelo

El pelo es una de nuestras principales señas de identidad, se trata del marco de nuestra cara y delata nuestro estado de salud. Una de las épocas en la que el pelo de la mujer sufre más alteraciones por los cambios hormonales es durante los primeros meses del embarazo y tras el parto, además de las primaveras y los otoños, estaciones donde el cabello se resiente.

La caída de cabello durante el embarazo y el posparto se conoce como “efluvium telógeno”. Se trata de un proceso fisiológico en el que al disminuir los estrógenos, el cabello entra en la denominada fase telógena y se cae. Este exceso de caída suele aparecer durante el primer trimestre del embarazo, ya que en los siguientes meses de gestación, el cabello de la mujer entra en fase de reposo.

 

Pero el cambio hormonal no acaba con el embarazo

caida del pelo
SEGURO QUE TE INTERESA...

Tras el parto, el crecimiento del cabello se detiene y la alopecia vuelve a aparecer en algunas mujeres dos o tres meses después de haber dado a luz. El cabello retoma su ciclo normal de crecimiento a los seis meses del parto, aunque el problema de la caída puede prolongarse debido a otros factores como el estrés, la pérdida de sangre durante el  nacimiento del bebé o la presencia de la hormona prolactina durante el periodo de lactancia. Se cae mucha más cantidad de pelos durante el posparto porque ha estado en fase de reposo durante el segundo y el tercer trimestre de embarazo.

También debemos atender al tipo de cabello de cada mujer para hacer frente a este periodo de cambios en el aspecto capilar. Una mujer que tiene el cabello seco notará que con el cambio hormonal está más brillante y con más vitalidad debido al aumento de grasa del cuero cabelludo. Si ya de por sí la mujer presenta un cabello graso, aún lo tendrá más y deberá lavárselo con más frecuencia. Mientras que las mujeres con cabello normal notarán algo más de grasa de lo habitual.

Sin duda, la alimentación tiene un papel muy importante en la calidad del cabello. Una dieta rica en proteínas, hierro y zinc hará que el pelo luzca un aspecto más cuidado y saludable. También hay que tener en cuenta el tipo de producto que se emplea al lavarlo. Durante el embarazo se recomienda aplicar un champú suave, por ejemplo el de bebé, que no contiene demasiados productos químicos y produce por tanto menos daños al cuero cabelludo.

Fuente: Natural Hair Center

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS