Dudas frecuentes

¿Cómo es la primera regla después del parto?

Es irregular y muy distinta dependiendo de cada mujer, pero las estadísticas afirman que el ciclo se regula antes en las mujeres que no dan el pecho a sus hijos.

La primera regla es un punto de inflexión en el posparto porque es una referencia que aporta muchísima información a la mujer después de haber sido mamá. 

Por un lado, la primera menstruación tras el parto es un indicativo de que, poco a poco, el organismo va recuperando su ritmo habitual, pero al mismo tiempo es también un mecanismo de control de la ovulación y los días fértiles de cara a buscar futuros embarazos y también a tomar las precauciones necesarias en caso de querer evitarlo. 

Pero una cosa distinta es que su irrupción indique que el cuerpo va recuperando la normalidad a que esto signifique que ya lo ha hecho totalmente. Esto último no es del todo cierto, ya que el aparato reproductor sí estará funcionando como antes del embarazo pero no así los ovarios, de ahí que sea normal que tengan que pasar varios meses más para que el ciclo vuelva a ser al  100% como lo era antes de la gestación. Esto explica que las primeras menstruaciones sean irregulares en muchas ocasiones, y que no siempre lleguen en el mismo momento.

A esto último también afecta si la madre da el pecho o el biberón, porque alrededor del 40% de las mujeres que recurren a la lactancia artificial y dan el pecho como mucho un mes a su bebé tienen la menstruación entre las 8 y las 10 semanas posteriores al parto. El porcentaje sube al 70% a los 3 primeros meses, y a los 6 meses es del 100%-.

En cambio, si una mamá da el pecho de forma exclusiva, su ciclo tardará más en reactivarse porque el organismo produce prolactina, la hormona que garantiza la posibilidad de suministrar leche materna, que también bloquea el ciclo menstrual durante más tiempo. De esta forma, el 35% de las mamás que dan el pecho tienen la regla por primera vez hacia el tercer mes del posparto, y solo el 65% la ha tenido al sexto mes. Algunas mujeres pueden tardar hasta 18 meses en volver a tener el período. En la diferencia influye, entre otros factores, la cantidad de tomas y lo que coma en ellas el bebé, porque cuanto más demande más incidencia tiene la prolactina. 

Por lo tanto, la regla no solo aparecerá antes en el caso de las mamás que no den leche materna a su hijo, sino que también volverá a ser regular antes en la mayoría de los casos. Mientras se da el pecho, en cambio, la menstruación es irregular, de ahí que pueda variar mucho entre unas mujeres y otras la primera regla tras el parto. 

Y en todo caso se debe tener en cuenta que por el hecho de que no haber tenido de nuevo la regla no existe garantía de que la mujer no se quede embarazada de nuevo; es más probable que lo haga si ha dejado la lactancia y el ciclo se ha normalizado, pero es posible quedarse embarazada al mismo tiempo que se da el pecho y sin antes haber tenido la regla. 

Continúa leyendo