Cuidados médicos en el posparto

Pruebas médicas tras el parto: ¿Qué debemos controlar?

La mayoría de las recién mamás focalizan todos los cuidados en sus bebés y se olvidan de cómo están ellas y su organismo. Sin embargo, su salud debería tener un seguimiento médico tras el parto, sobre todo si durante el embarazo han tenido diabetes gestacional o trastornos hipertensivos o si han dado a luz antes de tiempo. ¿Cómo y cuándo se han de llevar a cabo esos controles?

Además de cuidarse durante los tres trimestres (unas 40 semanas) del embarazo, las mujeres deberían continuar con un seguimiento médico de su salud más allá del parto. Sin embargo, ese seguimiento brilla por su ausencia en la inmensa mayoría de los casos, incluso en aquellos en los que la madre ha tenido diabetes gestacional, trastornos hipertensivos o un parto pretérmino (ha dado a luz antes de tiempo).

Casos en los que la salud de la mujer ha estado expuesta a un riesgo que no tiene por qué desaparecer siempre tras el parto, al contrario. De hecho, la diabetes gestacional, que afecta al 9,2% de las embarazadas –de las que una de cada dos puede desarrollar una diabetes tipo 2 en un plazo de cinco años-, y los trastornos hipertensivos, presentes en entre un 6 y un 8% de las gestantes, pueden conducir a un mal funcionamiento del endotelio, la piel que recubre por dentro todo el sistema vascular. Un problema que puede persistir tras dar a luz.

No es el único. Las mujeres que han tenido un parto pretérmino (que han dado a luz antes de tiempo de forma espontánea) y aquéllas que han tenido abortos por causas desconocidas también están expuestas a tener enfermedades cardiovasculares y a sufrir ictus o infartos durante toda la vida.

A pesar de estos datos, el 75% de las mujeres que ha desarrollado estas complicaciones durante el embarazo no se somete a seguimiento médico una vez finalizado el mismo. De ahí que las Sociedades Española de Cardiología, Médicos de Atención Primaria, Medicina de Familia y Comunitaria, Ginecología y Obstetricia, Endocrinología y Nutrición, Diabetes y para el Estudio de la Obesidad hayan unido sus voces para exigir una mayor concienciación sobre la necesidad de controlar los factores de riesgo cardiovascular en las mujeres una vez finalizado el embarazo.

Cómo prevenir los riesgos cardiovasculares

Controles que por supuesto incluyen un análisis de sangre –en el que se compruebe el nivel de colesterol- y una toma de tensión entre los tres y los seis meses después de dar a luz. Además, en su proyecto ‘Riesgo vascular a partir del cuarto trimestre’, los expertos de todas las entidades anteriormente citadas apuestan por promocionar la figura de matronas personalizadas que supervisen la salud de las mamás tras el parto y por mantener, en la medida de lo posible, la lactancia materna al menos seis meses.

Asimismo, abogan por hacer hincapié a nivel familiar en la necesidad de llevar hábitos saludables que incluyan seguir una dieta variada y equilibrada (mediterránea), practicar ejercicio físico de intensidad moderada de forma regular y abandonar el tabaco.

También defienden establecer reconocimientos médicos a las madres en sus lugares de trabajo y añadir a estas pacientes como grupo de riesgo en las diferentes guías de práctica clínica. No es para menos teniendo en cuenta que en los últimos treinta años el único colectivo en el que no se ha conseguido reducir el nivel de mortalidad cardiovascular es en el de las mujeres jóvenes, siendo muchas de ellas mamás.

Otra de las medidas recogidas en ese informe es planificar la anticoncepción postparto retrasando un futuro embarazo hasta que se controle el peso. Y es que el sobrepeso o la obesidad no son sólo peligrosos durante el embarazo, para la madre y el bebé, sino también tras el parto. “El exceso de peso, que afecta a un porcentaje no desdeñable de mujeres jóvenes –en torno al 22%- duplica el riesgo de padecer diabetes gestacional e hipertensión. De ahí la importancia de controlar el peso antes, durante y después del embarazo”, sostiene Susana Monereo, secretaria de la Junta Directiva del Estudio para la Obesidad.

Con todas estas medidas, todas estas organizaciones quieren poner fin a la inexistencia de un protocolo de seguimiento de la mujer tras el parto, y de cuidar por tanto mejor de la salud de todas ellas. Si formas parte de este grupo, no descuides tu salud.

Continúa leyendo