Esto es lo que sucede después del parto

Puerperio: ¿qué ocurre en el cuerpo tras el parto?

No es raro saber que una mujer pasa por multitud de cambios durante su embarazo, pero lo cierto es que después de este, también son muchas las transformaciones que experimenta. Conoce lo que ocurrirá con tu cuerpo tras dar a luz.

mujer
Fuente: iStock

El puerperio, también conocido tradicionalmente como cuarentena, es el tiempo que abarca desde que una mujer expulsa la placenta en el parto hasta que sus genitales vuelven a estar como lo estaban antes del embarazo. Claro que, para llegar ahí, muchos son los cambios que se tienen que experimentar. ¿Quieres saber lo que ocurre en el cuerpo durante ese proceso?

La etapa del puerperio suele durar entre seis y ocho semanas (es decir, más o menos entre 40 y 60 días, de ahí que se le conozca también como cuarentena). Se trata de una fase después del embarazo caracterizada por las transformaciones que viven el cuerpo y la mente de la mujer.

Cronológicamente, podemos diferenciar tres momentos en el puerperio:

  • Puerperio inmediato. Se refiere a las primeras 24 horas después del parto.
  • Puerperio clínico o precoz. Es el tiempo que suele estar la madre en el hospital (normalmente, si no hay complicaciones suelen ser unos dos días; si el parto ha sido por cesárea, unos cinco).
  • Puerperio tardío. Abarca desde que la madre sale del hospital hasta que pasan aproximadamente seis semanas después del alumbramiento.

Principales cambios tras el parto

Estos son los cambios más llamativos que notarás después de haber dado a luz:

  • Tendrás otra gran revolución hormonal. Sí, de nuevo se vuelven a tener cambios hormonales y esta vez por dos motivos: que el útero se contraiga y que tus pechos comiencen a producir leche. Para ello, caerán los niveles de los estrógenos y la progesterona y, por otro lado, aumentarán sus valores la prolactina y la oxitocina.
  • Tu útero se contraerá gracias a la acción de las contracciones uterinas llamadas entuertos.
  • La elasticidad vaginal hará que la vagina se vaya recuperando y la episiotomía se completará en unos 7 y 10 días.
  • Expulsarás los loquios. Al poco tiempo de dar a luz, expulsarás los conocidos como loquios, una secreción que contiene sangre, moco y tejido placentario.
  • Tu barriga disminuirá su tamaño. Tendrás contracciones posparto, los entuertos, y gracias a ellos el vientre y la barriga se reducirán.
  • Recuperarás la musculatura perineal y abdominal. Poco a poco sentirás que la tonicidad de los músculos la irás recuperando.
  • La frecuencia cardiaca tenderá a reducirse y la tensión arterial se mantendrá en valores normales. Es posible que puedas pasar por una anemia ante la pérdida de sangre.
  • Puede que tengas estreñimiento y pesadez, son frecuentes debido a la rápida distensión del tracto gastrointestinal.
  • La retención de la orina es típica debido a la distensión de la musculatura. Es importante que hayas orinado ya alguna vez pasadas 12 horas del parto.
  • Tu respiración comenzará a normalizarse y se volverá más abdominal.
  • Es posible que sudes mucho, esto es algo natural porque al producirse un aumento del agua de los tejidos durante el embarazo ahora va a ser eliminada con la orina y el sudor.
  • Reducirás tu peso rápidamente en solo unos días (entre 5 y 6 kilos de golpe). De repente el útero pesará menos, eliminarás los líquidos retenidos, no habrá placenta, ni líquido amniótico, ni bebé, claro.
  • Los pies seguramente empequeñezcan ya que la hinchazón producida por la retención de líquidos se irá regulando.
  • El cutis y la piel en general mejorará. Si ha habido estrías (como en el pecho, las caderas o el vientre) adquirirán un tono nacarado. Las manchas que hayan podido aparecer por el cloasma se irán aclarando, aunque tardarán un tiempo en desaparecer.
  • Notarás cambios en tus pechos especialmente ahora, esto es porque se produce la “subida de leche”. Con ella puede haber algo de inflamación y aumento de su volumen. También puede ser que sientas que los pezones y areolas cambien de tamaño y de color.
  • Puede que se te caiga el pelo más rápidamente y se reduzca el volumen de tu cabello. Es común que tras el parto se detenga algo el crecimiento.
  • Puede que tus uñas también se vean afectadas y se quiebren fácilmente o se debiliten por capas.
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo