Alimentación

¿Qué comer en el posparto?

Consejos para llevar una alimentación sana y equilibrada durante el posparto y la lactancia.

posparto

Después del parto, lo más normal es que estés agotada física y mentalmente. Además, debido a los altibajos hormonales, puede que tengas antojos de comer azúcar y comidas preparadas poco saludables. Sin embargo, tu cuerpo necesita recuperarse, y por eso debes vigilar la alimentación y tener la despensa lista con productos que te ayuden a seguir un menú saludable en el posparto.

Debes consumir alimentos que te ayuden a recuperar rápidamente tu energía y con los que minimizar el riesgo de sufrir anemia o depresión posparto. Tampoco debes obsesionarte con recuperar tu peso lo antes posible: piensa que durante el parto habrás bajado entre 2 y 5 kilos, y muchas mujeres pierden el resto casi sin darse cuenta durante los 3 meses siguientes. Procura incluir proteínas y carbohidratos no refinados en todas tus comidas y seguir bien hidratada, bebiendo abundantes líquidos y comiendo fruta. Esto también te ayudará con el estreñimiento, muy normal durante las últimas semanas de embarazo y en el posparto.

Calcio

Durante el periodo de lactancia necesitas unos 1.000 miligramos al día, ya que en este periodo se pierde masa ósea (aunque se recupera después del destete). Consume productos lácteos bajos en grasa y hortalizas de hoja verde. Además, para asimilar el calcio se necesita una buena dosis de vitamina D, que se forma en la piel gracias a la luz del sol.

Hidratación

Necesitas unos 3 litros de líquido al día para recuperar lo que el bebé se toma. Un buen método es beber 250 ml de líquido en cada sesión de lactancia.

Qué alimentos evitar

Conviene moderar el consumo de pescados pues, al igual que pasaba en el embarazo, su alto contenido en mercurio puede pasar al bebé a través de la leche materna y perjudicar el desarrollo de su cerebro.

Sensibilidad a los alimentos en el bebé

Algunos bebés pueden reaccionar negativamente a alimentos que consume su madre y llegan a ellos a través de la leche materna, y puede ser una causa de los cólicos del lactante. Si es vuestro caso, igual tienes que hacer algunas modificaciones en la dieta, siempre aconsejada por el pediatra.

Alcohol y cafeína

Lo mejor es disminuir el consumo, especialmente con el alcohol, que además tarda bastante en desaparecer de la leche. Con la cafeína no hay tanto problema, ya que la cantidad presente en la leche materna es del 1% del contenido en tu cuerpo, así que el bebé recibirá muy poca. En todo caso, no debes superar cinco tazas de productos con cafeína diaria.

Fuente: ideas encontradas en el libro ¡Ñami, mami! De Editorial Granica.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS