Cuidados en el posparto

Remedios caseros para fortalecer las uñas en el posparto

Las hormonas pueden acabar afectando a tus uñas y que estas se vean más débiles y quebradizas. Prueba estos remedios caseros muy fáciles para conseguir recuperar su fuerza.

uñas
Fuente: iStock

Lo sabemos, durante el embarazo, una mujer experimenta toda una auténtica revolución hormonal, y esta tiene sus efectos tanto de forma interna, como externa. Algunas de las afectadas por estos cambios en el cuerpo son las uñas. Veamos algunos remedios caseros que pueden ayudar a fortalecer las tuyas después del parto.

Mientras algunas embarazadas pueden ver que sus uñas crecen más rápido y que tienen una consistencia mayor, otras, sin embargo, pueden sentir que las suyas se han vuelto mucho más frágiles a como estaban acostumbradas a ser antes de la gestación, e incluso, que se encuentran algo quebradizas.

Si eres de este segundo grupo de mujeres, ten en cuenta algunos remedios naturales que puedes hacer en casa de forma fácil para fortalecerlas. Estos son algunos de ellos:

Gel de aloe vera

El aloe vera es conocido por su gran poder de hidratación y reparación de entre sus numerosas propiedades. Como seguramente sepas, el interior de las hojas de aloe contiene un gel natural hidratante, para usarlo, simplemente debes sacarlo y aplicarlo por encima y alrededor de tus uñas.

Preparado de ajo

El ajo tiene muchas propiedades y una de ellas es su capacidad para fortalecer las uñas. Si quieres utilizarlo puedes probar distintas opciones. Por ejemplo, puedes partir un ajo a la mitad, pasarlo por tus uñas y cutículas directamente, y dejarlo actuar por unos minutos antes de retirarlo.

Por otro lado, puedes hacer un preparado con ajo machacado y un poquito de aceite de oliva. Esta mezcla la debes dejar reposar en un recipiente durante un día entero para después poder poner una capa sobre tus uñas todas las noches.

Zumo de limón

El limón puede ayudarte a fortalecer las uñas y a estimular su crecimiento. Puedes optar por diferentes formas para usarlo: la primera es poniendo una fina capa del zumo en cada uña y hacer esto diariamente.

La segunda es elaborando un preparado de zumo y añadirle ajo machacado y un poco de agua. Esto lo debes dejar reposar para después aplicarlo con un pincel cada día.

Zumo de naranja

Con este remedio te aprovecharás de la vitamina C que aporta la naranja. Para ello, puedes elaborar un preparado con zumo de naranja y ácido fólico. Sumerge tus uñas y deja absorber por unos 10 minutos, después enjuágate y retíralo.

Aceite de oliva y de ricino

El aceite de ricino es rico en vitamina E y esto ayuda a que tus uñas se vean más brillantes. Para usarlo, puedes aplicar una gota de tal aceite sobre cada uña y extenderla suavemente con la yema de los dedos. Puedes hacer esto cada día.

El aceite de oliva puede ayudarte a tratar tus uñas débiles, además de nutrirlas. Solo tienes que sumergir tus uñas durante unos minutos en un bol con este aceite.

Infusión de cola de caballo

La cola de caballo tiene un alto contenido en sicilio, el que contribuye al fortalecimiento de las uñas cuando están algo débiles. Para preparar este remedio debes elaborar la infusión, para ello, añade una cucharada de cola de caballo en una taza con agua hervida. Cuando esté hecha, debes remojar las uñas por unos 5 o 10 minutos. Lo puedes llevar a cabo varias veces por semana.

Pasta de pepino

Seguramente lo asocies más al cuidado de la piel, pero lo cierto es que el pepino también es bueno para las uñas. Prueba a triturar un pepino con su piel para conseguir una pasta. Después, aplícala sobre tus uñas.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo