Perder peso después del parto

¿Se puede hacer dieta durante la lactancia?

Muchas mujeres ganan demasiado peso durante el embarazo y, tras el parto, ven que perder peso no es tan fácil como pensaban. Carlos González nos da las claves para perder peso sin dañar la salud.

¿Se puede hacer dieta dando el pecho? ¿Las dietas hiperproteicas son interesantes?

Durante el embarazo es muy fácil y muy frecuente engordar más de lo recomendable -se estima que el peso idel de una embarazada al final de su gestación ha de estar entre 9 y 13 kilos por encima de su peso habitual- y, cuando llega el bebé a casa nos damos cuenta de que perder peso resulta muy complicado, o al menos no tan fácil como habíamos pensado o como nos habían dicho con las típicas frases de "ya verás, en cuanto des a luz, te quedas sin tripa y como estabas". Falso. 

Por muy poco peso que la mujer coja durante el embarazo, tras dar a luz tardará algunas semanas (en el mejor de los casos) o unos meses en recuperar su talla y su figura. Por eso, tras el nacimiento del bebé llega el momento de plantearse qué hacer para recuperar nuestro físico lo antes posible. Obviamente la solución no es mágica: se trata de hacer deporte y de seguir una alimentación sana y equilibrada. Si te lo estás preguntando, sí, se puede hacer dieta durante la lactancia y sí, se puede adelgazar cuando se da el pecho, pero no de cualquier forma. 

Hay que tener en cuenta que algunos deportes no son recomendados tras el parto, sobre todo si ha sido por cesárea, y que habrá que esperar unos meses para poder hacer todo tipo de ejercicios físicos. También es muy importante tener en cuenta la alimentación. Dieta, sí, pero sin descuidar los nutrientes que tanto la madre como el bebé necesitan para, recuperarse del esfuerzo físico, la primera, y desarrollarse y crecer correctamente, el segundo. 

Dieta durante la lactancia, ¿se puede hacer?

En general, la dieta no influye mucho a la hora de dar el pecho, ya que no modifica la composición de la leche.

Y, por lo tanto, aunque la madre haga dieta puede seguir dándole el pecho sin problemas.

¿Las dietas hiperproteicas son recomendables?

Este tipo de regimenes de adelgazamiento se han puesto muy de moda con la famosa dieta Dukan. Son muchos quienes promulgan sus bondades y beneficios, sin embargo no es oro todo lo que reluce.

Las dietas hiperproteicas no son equilibradas y, por tanto, no son buenas para la salud. El famoso método Dukan, por ejemplo, nos propone una dieta con exceso de proteínas, lo que puede ocasionar deficiencias nutricionales y, a la larga, diferentes problemas de salud.

¿Cómo puedo perder peso?

La manera correcta y segura de perder peso es una dieta hipocalórica equilibrada y mucho ejercicio físico.

Una dieta sin ejercicio físico suele ser contraproducente, produce una disminución de masa muscular con un efecto rebote que, a la larga, puede empeorar el problema y conducir a la obesidad.

El método correcto es el siguiente: comida sana equilibrada -nada de dietas mágicas- y mucho, mucho ejercicio físico, durante muchas semanas.

Cualquier otro método suele conducir, en el mejor de los casos, al fracaso y en el peor, a un empeoramiento del problema.

Carlos González es pediatra experto en lactancia.

Carlos González

Dr. Carlos González

Pediatra especializado en alimentación y lactancia materna. Autor de los best sellers: ‘Mi niño no me come', ‘Bésame mucho' o ‘Un regalo para toda la vida' (Temas de hoy)

Continúa leyendo