Parto Respetado

Si has experimentado alguna de estas situaciones, no has tenido un parto respetado

A veces no nos paramos a pensar en ello pero no disfrutar de un parto respetado es algo, lamentablemente, muy común. Aunque la madre no sea consciente de ello, estas situaciones pueden estar provocando violencia obstétrica.

parto respetado
Fuente: iStock

Esta semana se celebra la Semana Mundial del Parto Respetado, una iniciativa que nació en 2004 gracias a la Asociación Francesa por el Parto Respetado y cuyo objetivo es visibilizar el modo en que se atienden partos en todo el mundo y el derecho a exigir el cumplimiento de los derechos vinculados al nacimiento.

Este año el lema es “Respeto a las necesidades de la madre y del bebé en cualquier situación”, que nace en el seno de la organización El Parto es Nuestro para reivindicar que, aun en pandemia, hace falta que se sigan atendiendo los derechos de las embarazadas y de sus bebés a la hora de dar a luz. Y es que, tal y como comentan desde la propia organización, la pandemia de la COVID-19 ha supuesto en muchos casos el retroceso en avances de años en materia de respeto en el parto.

Pero, ¿qué es exactamente un parto respetado? La Organización Mundial de la Salud lo define como “se ha llamado humanizado al modelo de atención del parto que pretende tomar en cuenta, de manera explícita y directa, las opiniones, necesidades y valoraciones emocionales de las mujeres y sus familias en los procesos de atención del embarazo”.

Como embarazada, has de saber que te corresponden ciertos derechos que deben ser atendidos durante toda la gestación y en el momento de dar a luz. Si alguno de esos derechos no se respetan, podrías estar ante un caso de violencia obstétrica. En este artículo te hablamos ampliamente sobre ellos pero, además, hemos elaborado una lista de las situaciones que más se dan en la actualidad y que, lamentablemente, no se corresponden con el término ‘parto respetado’.

Te han obligado a permanecer echada

El Ministerio de Sanidad afirma que toda embarazada tiene derecho a deambular o permanecer sentada o a elegir la postura en la que quiera parir, entre otras cosas. Por eso, si te han dicho que mejor permanezcas echada y no te han dado una justificación médica, no han respetado tu parto.

Te han impedido comer o beber

Como parte de su derecho a decidir, la embarazada también es libre de comer y beber en el momento en que lo desee (a no ser que alguna causa médica debidamente informada obligue al equipo profesional a retirarle la comida y la bebida).

No han dejado que tu pareja o acompañante entre contigo a paritorio

Si tu deseo es que pasase alguien contigo y no te han dejado, es un caso de violencia obstétrica. Eso sí, si la causa para no dejarlo pasar está debidamente justificada y te han informado sobre ella, entonces no podrás oponerte.

No te han explicado las complicaciones que podrías sufrir

Y es que, uno de los derechos de la embarazada, según el Ministerio de Sanidad, es el derecho a ser informada durante todo el embarazo: “las mujeres tienen derecho a conocer, con motivo de cualquier actuación en el ámbito de su salud, toda la información disponible sobre la misma”, asegura el Ministerio. Eso sí, en el caso de los acompañantes y familiares solo se les informará siempre que la mujer dé su consentimiento.

Han practicado una cesárea sin justificación médica

Las tasas de cesáreas en España está por encima de los estándares de referencia de la Organización Mundial de la Salud, que las limita en un 15% del total de los partos naturales. Aquí, el porcentaje es del 25%.

Así, se sospecha que se están practicando sin necesidad médica aparente. Si este es tu caso, estás ante una situación de parto no respetado.

Te han retirado al bebé nada más nacer

Otro de los derechos que tiene la embarazada es que podrá practicar el piel con piel con su bebé el mayor tiempo posible y que disfrutará de él nada más nacer. Si te han retirado al niño rápido y, de nuevo, no había una razón médica justificada para ello, es algo que se ha hecho mal.

Igual hablamos a la hora de cortar el cordón: otro de los derechos es a que se produzca el corte de cordón tardío, dados los beneficios que reporta para el bebé. Sin embargo, si lo han cortado nada más salir y no te han explicado por qué, ha sido un error.

Te han realizado una episiotomía sin ser necesaria

Un familiar de la persona que escribe esto tuvo que escuchar en el momento del parto, de boca del ginecólogo: “no voy a estar toda la noche de parto. Si todavía no ha dilatado, le llevamos a paritorio y le rajamos un poco más”. La consecuencia fue una episiotomía de más de veinte puntos que quedó secuelas de por vida.

Según la OMS, en más del 20% de los partos nunca es necesaria.

Han usado fórceps sin consultarte

Según el informe sobre la Atención perinatal en España, publicado por el Ministerio de Sanidad, en España habría que mejorar el número de partos instrumentales, ya que supera la media establecida por la OMS.

Y es que, utilizar sin ser necesario fórceps, ventosas o cualquier otro instrumento que ‘tire’ del bebé podría producir en su cuerpecito secuelas y lesiones irreversibles.

Te han puesto la epidural sin tú querer

El derecho a decidir sobre la anestesia epidural también está recogido por el Ministerio de Sanidad. Si has elaborado un plan de parto y has especificado que no querías que la aplicasen y no te has echado para atrás en tu decisión a la hora de sentir las contracciones, deberían respetarlo.

Si te la han puesto intentando convencerte de que no sentirás tanto dolor y no te han dado una razón médica aparente, no han respetado tu parto.

En relación a esto, hace apenas unos meses en nuestro país se hizo pública la denuncia del Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer hacia España al considerar que una mujer fue sometida a intervenciones médicas durante el parto de su hija, incluida la inducción al parto, sin aparente justificación.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo