PATROCINADO

Los tratamientos que te ayudarán a recuperar tu cuerpo y tu organismo tras el parto

Para complementar la lista de cuidados básicos que la madre necesita después dar a luz, Inmode ha diseñado una serie de tratamientos no invasivos que facilitan que su cuerpo vuelva a ser el que era tanto a nivel externo como interno tras haber pasado por un embarazo.

Madre e hijo (Foto: iStock)
Madre e hijo (Foto: iStock)

Uno de los aspectos derivados del embarazo que más preocupa a las mujeres es la recuperación de su cuerpo hasta reencontrarse con su forma y estado habitual. Son diversos los factores que influyen en ello, entre ellos la dieta y cómo se cuide a nivel físico la embarazada antes y durante la gestación, pero en cualquier caso es muy importante cómo se afronte el posparto. En él, tratamientos no invasivos como los que ha diseñado InMode Aesthetic Solutions para la recuperación interna y externa del cuerpo son una garantía para ello. 

Recuperación interna: laxitud vaginal e incontinencia urinaria

La recuperación interna del organismo es la gran olvidada por un amplio sector de la opinión pública cuando se habla de las consecuencias del embarazo en la salud de la mujer, y para la Dra. Zuramis Estrada, especialista en ginecología y obstetricia en CIMEG Madrid, “aunque se trata de un proceso fisiológico, es importante hablar del embarazo y del parto como un factor de  riesgo de disfunción del suelo pélvico y la laxitud vaginal”. Las cifras le dan la razón, porque el 39% de las mujeres gestantes padecen incontinencia urinaria de esfuerzo, siendo grave en un 80% de todos los casos. 

Pese a que la concienciación de la mujer acerca de la importancia del bienestar de su salud íntima, todavía no conocen muchas de ellas que los avances médicos y tecnológicos han permitido desarrollar soluciones no invasivas reales y eficaces a este problema de salud tan común que puede afectar a las relaciones sociales y sexuales de quien lo padece, lo cual puede derivar a su vez en un impacto negativo sobre el estado de ánimo. Es el caso de la plataforma Votiva, la solución InMode para la recuperación interna del organismo tras el parto,  que está indicada como complemento a los ejercicios Kegel y “es muy recomendable en el postparto para  tratar el síndrome de hiperlaxitud vaginal”, afirma la Dra. Zuramis Estrada. 

Votiva
Votiva, la solución InMode para la recuperación interna del organismo tras el parto

La doctora, voz autorizada en las especialidades de ginecología y obstetricia, pone en valor Votiva porque “es un tratamiento ambulatorio, que no requiere de cirugías ni incisiones, ni de quirófanos. No es invasivo, sin efectos secundarios en el paciente -no necesita uso de anestésico local- y sin tiempo de recuperación.  Es prácticamente indoloro -la paciente puede volver a su vida normal al salir de la clínica- y con resultados inmediatos y progresivos con el tiempo”. Y a todas estas virtudes hay que añadir una más, no menos importante, tal y como recuerda la Dra. Zuramis Estrada: “Es una técnica que incluso podemos combinar con otras técnicas de restauración genital”. 

Votiva es un tratamiento vanguardista y puntero en el sector hasta tal punto que es el único que aborda la zona genital interna y externa a través de un cabezal intravaginal. Su tecnología exclusiva combina la de radiofrecuencia a través de dos aplicadores diferentes en la zona vulvovaginal. Por un lado, Forma V, dispositivo genital de uso terapéutico que emite una radiofrecuencia bipolar subcutánea a una temperatura controlada que calienta la piel de forma uniforme para abordar problemas de laxitud vulvo vaginal, hipertrofia labial e incontinencia  urinaria de estrés (IUS), y por otro lado Fractora V, un renovador de la piel que al calentar la parte profunda del tejido permite mejorar la elastina y facilita la formación del nuevo colágeno,  remodelando así la zona vulvovaginal.  

InMode recomienda que la paciente se someta a dos o tres sesiones separadas entre dos y cuatro semanas de Forma V y una o dos sesiones de Fractora V dejando entre ellas el mismo espacio de descanso para completar un tratamiento que solo conlleva evitar el agua muy caliente y el contacto mecánico con la zona tratada durante los dos días posteriores a cada sesión de Forma V y la aplicación de una crema antibiótica durante tres días si la sesión es de Fractora V. 

Forma V
Forma V

Recuperación externa: flacidez y grasa

Tras el parto, la faja abdominal es la zona del cuerpo en la que más se aprecian las consecuencias del embarazo a nivel físico porque se acumula en ella la mayor cantidad de grasa y el tono muscular se pierde prácticamente por completo. Además, a consecuencia de la inflamación, el aumento de volumen suele ser considerable. Afortunadamente, todo lo descrito se puede combatir con BodyFX de InMode, el aliado perfecto para que la mamá pueda reconocer en el espejo su figura muy pronto. 

El tratamiento reduce los depósitos de grasa y celulitis. “Primero se realiza un precalentamiento del tejido que reduce el umbral para la apoptosis, o  destrucción selectiva de las células grasas mediante calor”, explica la Doctora de la Clínica Felicidad Carrera, Isabel Jimeno Sanz, que también describe cómo es la fase principal de BodyFX: “se aplica la radiofrecuencia- monitorizada en todo momento por el equipo- que genera un calor preciso y óptimo sobre la piel que contrae el tejido graso y reafirma la piel  al mismo tiempo”. 

Body FX
Body FX

Antes de concluir el tratamiento, la doctora Jimeno Sanz indica que se lleva a cabo una fase final del mismo en la que se lanza un pulso de nanosegundos de alto voltaje que permite un ataque selectivo a los adipocitos de gran tamaño, acelerando de forma sobresaliente la destrucción de los mismos. “Este fenómeno permite conseguir excelentes y duraderos resultados en pocas sesiones”,  concluye la Dra. Isabel Jimeno Sanz, que hace hincapié en la importancia de complementar el tratamiento con una dieta adecuada y con ejercicio físico para recuperar el tono muscular al mismo tiempo. 

Desde InMode Aesthetic Solutions advierte que se deben esperar 6 semanas para iniciar el tratamiento BodyFX en caso de parto natural y 12 si ha sido cesárea, y cifra en una horquilla de 3 a 6 sesiones la duración media del mismo, que además se puede “combinar con un drenaje linfático bien manual  o con presoterapia para potenciar su efecto”, recomienda la doctora Jimeno Sanz.