Maternity blues

¿Triste después del parto? Descubre por qué

2 minutos

La tristeza después del parto es normal. Tiene causas hormonales y se debe también a todos los cambios que estás viviendo.

maternity blues

En el posparto, poco después de tener un hijo, un número importante de mujeres sienten un estado anímico especial, una mezcla de alegría y tristeza, de ambivalencia afectiva. Por un lado, están felices por haber cumplido el sueño de ser madres, pero por otro, tienen ganas de llorar, y sienten que no van a ser capaces de cumplir con todas sus nuevas obligaciones.
Es una situación completamente normal, que tiene causas hormonales y que se debe también a la adaptación que supone la nueva vida.
Es importante prepararse para este momento, saber que es algo pasajero, no es una depresión posparto, y no debes sentirse culpables por ello. En pocos días pasará y podrás disfrutar de tu pequeño

¿Sientes ganas de llorar?

Estás viviendo un momento que se conoce como “maternity blues” o “tristeza puerperal”. Es un periodo de bajon emocional después del parto habitual y normal, porque todo lo que supone adaptarse a una situación nueva, desconocida, y que implica una gran responsabilidad.

Tu bebé depende de ti completamente, y sus cuidados te generan muchas dudas y miedos. Probablemente aún no te has recuperado del embarazo y del parto, te encuentres cansada, con dolor, y ves que tu cuerpo ha cambiado. No te ves en ti esa madre estupenda y glamourosa que nos venden las revistas del corazón. Es que que esa imagen no es la de una madre real.

Ademas, puede que tu parto no haya sido fácil, y aun te sientas desilusionada por no haber podido disfrutar de ese momento como habías fantaseado. No tienes que sentirse culpable por ello

¿Cómo puedes sentirte mejor?

Lo más importante es que sepas que es algo temporal, que no va a durar más allá de un mes, y que después te sentirás mucho mejor y disfrutarás de tu maternidad en plenitud.

No pasa nada porque llores, las personas que te quieren te van a entender y apoyar. Busca estar acompañada que tus seres queridos que te harán sentirte cómoda, e intenta controlar el exceso de visitas y personas que no sean de mucha confianza.
Seguro que otras mamis que hayan pasado por lo mismo que tu te ayudarán a desdramatizar este momento. En muchos centros de salud las matronas organizan grupos de crianza en los que podeis compartir vuestras experiencias y apoyaros sin sentiros juzgadas.

Mucha culpa es de las hormonas

Como mujer, tu estado físico y emocional depende en gran medida de unas sustancias llamadas hormonas, que se encargan de muchas funciones: controlar el ciclo menstrual, mantener el embarazo, asegurar la lactancia…..


Después del parto, se produce una tremenda revolución hormonal: algunas hormonas bajan bruscamente y otras suben muy deprisa. Eso te origina esos altibajos emocionales que sientes (a veces quieres llorar y en pocos segundos reir) No te estás volviendo loca ni tienes una depresión, tan solo tienes las hormonas un poco disparadas.

Etiquetas: depresión posparto, hormonas, maternidad, puerperio, recién nacido

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS