Después del embarazo

Un nuevo estudio revela que tener un bebé no afecta la relación de los padres en la mayoría de las ocasiones

Investigaciones anteriores habían sugerido que tener un bebé podría afectar negativamente a la relación de los padres. Sin embargo, un nuevo estudio revelaría que no es del todo así.

Un nuevo estudio revela que tener un bebé no afecta la relación de los padres en la mayoría de las ocasiones
Foto: Istock

Es muy posible que ya lo hayas leído o escuchado antes: “si vas a tener un hijo, puedes acabar despidiéndote de tu relación”. En este sentido, investigaciones anteriores han revelado que alrededor de una de cada cinco parejas se separa después del parto.

Pero se trataría de una creencia poco acertada, ya que un nuevo estudio contradice la narrativa de que las preocupaciones por el nuevo bebé, las noches de insomnio y el aumento de la carga de trabajo provocan una disminución de conexión entre las parejas, aumentando supuestamente las rupturas.

Se trata de un estudio que ha sido publicado recientemente en Journal of Marriage and Family, que siguió a más de 200 parejas que iban a tener su primer hijo, observando la evolución de la relación tanto en el embarazo como en el posparto. Como veremos, los resultados mostraron que es posible tener un bebé y que la relación de pareja no se resienta.

¿Qué dice el estudio?

Durante el estudio, las parejas que iban a tener un bebé (203 parejas en total), fueron clasificadas en cuatro grupos al final del primer año posparto. Los expertos descubrieron que el 46 por ciento mantenía un elevado compromiso y altos niveles de satisfacción. Mientras que el 35 por ciento reportó un alto compromiso y una satisfacción “moderadamente alta”. Estos números indicarían que el 81 por ciento de las parejas continúan siendo positivas sobre su pareja y su matrimonio después del primer año de crianza.

Curiosamente, las parejas que indicaron tener una alta satisfacción durante la gestación fueron, en su mayoría, las mismas que informaron tener una alta satisfacción después de transcurrido el primer año. Esto significaría que la relación que tiene la pareja antes de la llegada del bebé se correlaciona con la satisfacción existente después.

Y, como advierten los autores del estudio, en realidad “en la mayoría de las relaciones con problemas, el problema no es con el niño, sino que solo revela la falta de una base sólida en el matrimonio”.

¿Cuáles son los componentes de una relación de pareja sólida?

El estudio informó acerca de la existencia de tres áreas evidentes en las que las parejas eran felices antes del embarazo, prediciendo con ello su felicidad después de que empezara su viaje como padres: menor evitación del apego, mayor autoexpansión relacional y mayor compromiso percibido de la pareja.

De esta manera, si creemos que nos encontramos en una relación cuya pareja se muestra comprometida y cariñosa durante el embarazo, es bastante más probable que aún estemos satisfechos con ella después del primer año.

Relaciones de pareja y tener un bebé
Foto: Istock

¿Qué rasgos tenían la mayoría de las parejas que seguían siendo felices después del primer cumpleaños del bebé?:

  • La creencia de que la pareja los ayuda a crecer como persona. 
  • Falta de evasión cuando se trata de conexión.
  • Sensación de seguridad en el nivel de compromiso de la pareja.
  • Una perspectiva más realista sobre la paternidad.

En palabras de los científicos, “si una pareja sabe cómo trabajar juntos, y pueden manejar el estrés juntos, podrán manejar la paternidad y mejorará su relación”. Evidentemente, esto requiere tanto de una buena comunicación en la relación como de honestidad.

No obstante, los resultados de este estudio no significan que algunas parejas no tengan problemas en los meses o años posteriores al parto. Se trata, es cierto, de un momento de sus vidas realmente intenso, que puede ser increíblemente difícil y puede acabar sacando a la luz problemas que las parejas ni siquiera sabían que existían antes de la llegada del bebé.

Por suerte, independientemente de la etapa en la que se encuentre la pareja, existen algunos consejos muy simples de seguir que pueden ser de mucha ayuda. La clave está en tratar de mantener la calma y seguir disfrutando de algunas citas semanales en pareja y solos, proporcionarse un apoyo adicional (especialmente cuando la depresión y la ansiedad posparto pueden ir en aumento), y no tratar de mantener un ideal de felicidad en función del éxito.

Todas las relaciones de pareja pasan por distintas etapas, de armonía, desilusión y reparación. En ocasiones puede ocurrir todo en un día, o durante años. Cada una de estas etapas es normal, y la resiliencia y la satisfacción terminan surgiendo cuando se deja espacio para que todos los sentimientos y experiencias tengan un lugar.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo