Cuerpo en el posparto

Una mujer luce orgullosa y sin tapujos su cuerpo tras dar a luz

3 minutos

¡Mujeres valientes! Tan solo unas horas después de dar a luz a su tercera hija, Elise decidió tomarse esta fotografía para mostrar la realidad de la maternidad.

También te puede interesar: Gracias a todas las enfermeras que nos acompañan en el posparto
Tripa posparto

Durante el embarazo, todas las mujeres sufrimos grandes cambios en nuestro cuerpo. Aunque esperamos la llegada de nuestro hijo con alegría e ilusión y nos encanta vernos como nuestra barriguita crece y crece sin parar formando una nueva vida en nuestro interior, lo cierto es que después del parto, no todo es color de rosa.

Probablemente, sea la sociedad actual la causante de la búsqueda de la perfección, haciéndonos creer que las estrías y los músculos flácidos típicos de una mamá recién dada a luz no son bonitos. Estamos acostumbradas a ver cómo las famosas se recuperan de todas las "secuelas" que deja el parto en un abrir y cerrar de ojos. Pero, nada más lejos de la realidad.

Elise, mamá de tres niñas, se ha dado cuenta de esto y ha decidido enseñar al mundo que no es oro todo lo que reluce, que todas las mujeres que se quedan embarazadas sufren alguna consecuencia del posparto. Mientras se daba una ducha pocas horas después de tener a su tercera hija, pidió que le echasen una fotografía de su cuerpo después de dar a luz que ha compartido en su cuenta de Instagram. En la misma podemos ver cómo su barriga sigue hinchada y las estrías que le han quedado a modo de “cicatriz”.

La fotografía nos ha emocionado tanto que no podemos dejar de compartirla para que todas las mamás se sientan acompañadas y vean que a todas nos cuesta volver a recuperar nuestra figura tras dar a luz.

Let's talk postpartum bodies! I asked @belleverdiglionephotography to take this photo, just hours after giving birth to Willa, in my rawest and most vulnerable state. I was in pain and I was overcome by a flood of emotions. Elated to have welcomed our beautiful girl and so empowered and proud of what my body and I had just done! It's a strange feeling to look down and still see a bump, even though you're holding your baby in your arms, even after doing it three times. It's not easy to go home with a baby and still have to wear maternity clothes. With my first I was adamant I would just "bounce back". Everyone would say "you're young, you'll loose the baby weight in no time!" But you know what, I didn't, I never have in fact. With each baby I've gained a few more kilos and a few more stretch marks. I used to feel the need to cover up in this newborn stage, I didn't want to see my body in this state, so why would anyone else? It's taken me three babies, but I've finally realised this postpartum body isn't something to hide! I am beyond proud for what this body has given and sacralised. I am thankful that my body is able to carry and birth babies naturally. I am NOT ashamed of my (many) new stripes and my postpartum body. And neither should you! Let's celebrate postpartum bodies, in all their glory. The female body is incredible and I am so proud of what mine has done!

Una publicación compartida de Formerly eliseraquel (@raisingyoungloves) el

“¡Hablemos de los cuerpos posparto! Le pedí a @belleverdiglionephotography que tomara esta foto, unas horas después de dar a luz a Willa, en mi estado más vulnerable. Tenía mucho dolor y fui presa de una avalancha de emociones. ¡Emocionada por haber dado la bienvenida a nuestra hermosa hija y orgullosa de lo que mi cuerpo y yo acabábamos de hacer! Es una sensación extraña mirar hacia abajo y todavía ver un bulto, a pesar de que tienes a tu bebé en brazos, incluso después de hacerlo tres veces. No es fácil ir a casa con un bebé y tener que seguir usando ropa de premamá. Después de dar a luz a mi primera hija, todo el mundo me decía que era joven y que perdería el peso ganado pero, ¿sabéis qué? Nunca lo hice. De hecho, nunca lo he hecho.

Con cada bebé he ganado algunos kilos más y unas cuantas estrías más. Solía ​​sentir la necesidad de cubrirme en esta etapa de postparto. SI yo no quería ver mi cuerpo así, ¿por qué alguien lo tenía que ver? Me ha llevado tres embarazos, pero finalmente me di cuenta de que este cuerpo postparto no es algo que ocultar. Estoy más que orgullosa de lo que este cuerpo ha dado. Estoy agradecida de que mi cuerpo sea capaz de llevar y dar a luz a los bebés de forma natural. No estoy avergonzada de mis (muchas) nuevas estrías ni de mi cuerpo postparto. ¡Y tampoco tú! Celebremos los cuerpos posparto, en toda su gloria. ¡El cuerpo femenino es increíble y estoy muy orgullosa de lo que ha hecho el mío!”.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS