La posición del bebé en el embarazo

Viene de nalgas, ¿Puedo hacer algo para que se dé la vuelta?

Tres semanas antes del parto, un 4% de los bebés aún no están boca abajo para nacer. Hay algunas cosas que puedes hacer para ayudarle a girarse.

La postura fisiológica para el bebé es con la cabeza mirando hacia la pelvis de la madre; es donde tiene más movimiento y por eso cuando empieza a faltarle espacio tiende de forma natural a esa posición.

Entre la semana 28 y la 32 la mayoría de los bebés ya están colocados en esta posición. Si tu hijo no se ha colocado aún, estas maniobras pueden ayudar a que se dé la vuelta:

1. Ejercicios. La matrona o ginecólogo pueden proporcionar ejercicios para hacer en casa que favorecen la colocación del bebé:

  • la “postura del mahometano” (a cuatro patas, se va bajando el pecho hasta llegar al suelo, con los brazos hacia delante);
  • gatear por la casa;
  • la postura de yoga del gato (a cuatro patas, se arquea la espalda hacia abajo y hacia arriba alternativamente, despacio)…

2. Moxibustión. Es una técnica basada en la Medicina Tradicional China y cuya eficacia ha sido reconocida por la OMS.

En ella se aplica calor al dedo meñique del pie, en un punto concreto de acupuntura y con material específico. Ha de hacerlo un profesional.

3. Versión cefálica externa, aplicable a partir de la semana 37 o 38. En ella el ginecólogo procura dar la vuelta al bebé desde fuera, aplicando con las manos unas maniobras sobre la barriga de la embarazada. Se utiliza cada vez más.

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO