Embarazo

Depresión posparto, melancolía, tristeza... ¿Te está pasando a ti?

La maternidad transforma la vida, y ese cambio no siempre es fácil. Se calcula que una de cada cinco mujeres sufren depresión posparto. Las preguntas del test se refieren a cómo te has sentido en los últimos 7 días.

0 / 0
He sido capaz de reír y ver el lado bueno de las cosas.

1/10 He sido capaz de reír y ver el lado bueno de las cosas.

He mirado el futuro con placer.

2/10 He mirado el futuro con placer.

Me he culpado sin necesidad cuando las cosas no salían bien.

3/10 Me he culpado sin necesidad cuando las cosas no salían bien.

He estado ansiosa y preocupada sin motivo.

4/10 He estado ansiosa y preocupada sin motivo.

He sentido miedo y pánico sin ningún motivo.

5/10 He sentido miedo y pánico sin ningún motivo.

Me he sentido abrumada por las circunstancias.

6/10 Me he sentido abrumada por las circunstancias.

Me he sentido tan infeliz que he tenido dificultades para dormir.

7/10 Me he sentido tan infeliz que he tenido dificultades para dormir.

Me he sentido triste y desgraciada.

8/10 Me he sentido triste y desgraciada.

He sido tan infeliz que he estado llorando.

9/10 He sido tan infeliz que he estado llorando.

He pensado en hacerme daño a mí misma.

10/10 He pensado en hacerme daño a mí misma.

Eres emocionalmente estable y equilibrada

Eres emocionalmente estable y equilibrada

La prueba que acabas de terminar se conoce como "Escala de Depresión Postnatal de Edimburgo (EPDS)". Se creó en centros de salud de Escocia para ayudar a los profesionales de atención primaria a detectar a las madres que sufren depresión posparto. Aunque solo sea una prueba rápida, su importancia no debe ser subestimada: todo indica formas parte del afortunado grupo de madres que no han experimentado un decaimiento de ánimo con la experiencia del nacimiento de su hijo y pueden disfrutar al máximo de los primeros meses de maternidad. ¡Enhorabuena!

Solo pareces estar pasando una tristeza o melancolía de la maternidad (maternity blues)

Solo pareces estar pasando una tristeza o melancolía de la maternidad (maternity blues)

La tristeza de la maternidad, melancolía de la maternidad o maternity blues es una depresión posparto leve. La Sociedad Española de Medicina General (SEMG) lo define como un trastorno transitorio que aparece entre dos y cuatro días después del parto y desaparece de forma espontánea y sin secuelas, en un periodo de dos semanas. Más de la mitad de las mujeres pasan por ella. Habla con tu matrona de lo que te está pasando, ella puede ayudarte a superar esta tristeza. Si en tres semanas no se te ha pasado y los síntomas persisten, será necesario consultar al médico.  El test que has hecho se llama "Escala de Depresión Postnatal de Edimburgo (EPDS)". Se creó en centros de salud de Escocia para ayudar a los profesionales de atención primaria a detectar a las madres que sufren depresión posparto. Aunque solo sea una prueba rápida, su importancia no debe ser subestimada: la tristeza posparto puede convertirse en una depresión posparto si no se trata bien. Toma tus sentimientos en serio.
Quizás te interese leer este artículo: Ha nacido el bebé, ¿por qué estoy triste?

Es posible que estés pasando una depresión posparto

Es posible que estés pasando una depresión posparto

La depresión posparto afecta a entre el 10 y el 15% de las madres. Puede aparecer hasta varios meses después del nacimiento del bebé, a menudo sin una razón obvia para los demás. Los síntomas pueden incluir: depresión y llanto frecuente, sentimientos de inferioridad y de culpa, ataques de ansiedad, falta de motivación o vacío interior. Para las víctimas es difícil desarrollar sentimientos maternales. Algunas madres incluso reaccionan de forma agresiva con sus hijos o pareja. El test que acabas de terminar también se conoce como "Escala de Depresión Posparto de Edimburgo (EPDS)". Se creó en centros de salud de Escocia para ayudar a los profesionales de atención primaria a detectar a las madres que sufren depresión posparto. Aunque sea solo una prueba rápida, su importancia no debe subestimarse: hay indicios de que podrías estar pasando una depresión posparto de verdad. Muchas víctimas se avergüenzan de sus sentimientos, pero la depresión posparto es una enfermedad que puede curarse bien. No has hecho nada mal, pero necesitas ayuda profesional. Confiar lo que te está pasando a tu pareja, tus amigos o tu familia puede ser un primer paso importante. Tu ginecólogo o la matrona pueden derivarte a un especialista. También puedes acudir directamente a un psicoterapeuta. Quizás te interese leer este artículo: Depresión posparto: detecta los síntomas y combátela.