Parto relajado

¿En qué consiste la técnica Hypnobirth?

Esta técnica, especialmente creada para enfrentarse al parto de manera sencilla y relajada, prepara la mente y el cuerpo para eliminar las tensiones y los miedos que presentan las mujeres cuando llega la hora de dar a luz.

Texto Marta Moreno/Producción y Edición Jesús Nicolás, Cristina Cantudo

Uno de los mayores miedos de todas las mujeres a la hora de dar a luz es sentir demasiado dolor o tener la sensación de ser incapaz. Existen diferentes maneras de evitar este dolor: una de ellas es la famosa anestesia epidural que duerme toda la parte inferior del cuerpo para prepararlo para el empuje.

Sin embargo, hay mujeres que optan por no escoger esta opción o que quieren retrasarla el mayor tiempo posible. Para ellas se han desarrollado una serie de técnicas de relajación como la llamada HypnoBirth (o HypnoParto), que nos explica en este vídeo Belén Chocano, matrona y enfermera especialista en pediatría, fundadora de Bel & Mums.

Esta técnica, utilizada en todo el mundo, está especialmente diseñada para relajar la mente y el cuerpo durante el parto evitando, así, el típico síndrome de miedo-tensión-dolor que sufren muchas mujeres. Debido a la acumulación de tensión y el engarrotamiento de todo el cuerpo por la presión y el dolor de cada contracción, las mujeres tienden a tener dificultades para dilatar y empujar. Esta técnica lo que hace es enseñar a liberar totalmente esas tensiones y los miedos que se puedan sentir en cada fases. De esta manera, la mujer llegará al empuje mucho más calmada y tranquila. Enseña diferentes herramientas de respiración especial, relajación profunda, autohipnosis, autoafirmaciones y visualizaciones. Además, enseña cómo el cuerpo está diseñado para dar a luz de manera eficiente y reconfortante y cómo la mente puede trabajar en conjunto a él durante todo el proceso de parto.

Las personas que la practican presentan una dilatación más rápida, partos mucho más fáciles, con pocas complicaciones y en los que el bebé baja de manera más sencilla por el canal, ya que se elimina toda la tensión que impide que lo haga de manera fluida. Además, por regla general, son partos mucho más rápidos y menos agresivos para todas las partes implicadas.

¿De dónde se extrae esta información?

De que las mujeres comparan su estado después de empezar a usar esta técnica con su situación física y mental antes de practicar Hypnobirth, así como con su situación en partos que hayan tenido anteriormente.

Eso sí, tal y como explica la pediatra en el vídeo, no es la solución más adecuada para todos los partos ya que cada cuerpo y las circunstancias de cada mujer son diferentes, pero sí es conveniente que todas conozcan de su existencia y decidan si quieren practicarlo o no.

Continúa leyendo