Antes de ser padres

7 claves para mejorar tu relación de pareja durante el embarazo

Descubre cómo involucrar a ambas partes de la pareja en todos los cambios que implica el embarazo para fortalecer todavía más vuestra relación.

El embarazo es una de las etapas más felices para muchas parejas, ya que es uno de los ciclos vitales más profundos e intensos por lo que atravesará la relación a lo largo de los años. La llegada de un nuevo miembro a la familia es un punto de inflexión: es ilusión y esperanza, pero también un reto que pondrá a prueba la solidez de los lazos que unen a futuros padres, quienes tendrán que afrontar los miedos y el estrés que se generan en estos meses en los que la incertidumbre y la espera se hacen eternas. Las conversaciones sobre los preparativos, las diferencias a la hora de abordar temas como la planificación, la educación, la alimentación… pueden convertirse en el caldo de cultivo perfecto para peleas y discusiones que pueden acabar ocasionando una crisis en la relación. Y, aunque es cierto que hablar sobre todo lo que concierne al bebé es imprescindible, hay otros tantos aspectos que también se deben tener en cuenta, como la necesidad de reforzar el vínculo con la pareja.

7 tips para fortalecer el vínculo

 

1. Crea espacios propios para los dos

Por supuesto, no todo tiene que girar en torno a la llegada del bebé. Daos la oportunidad de disfrutar de un tiempo y de un pequeño refugio, como por ejemplo vuestra habitación, en la que solo estéis y seáis vosotros dos.    

2. Busca la armonía

El embarazo trae consigo numerosos cambios que pueden afectar a ambos miembros de la pareja y a la propia relación. Una relación nace desde el amor, el respeto y el compromiso. Tratad de encontrar el equilibrio en la convivencia y sed empáticos el uno con el otro. 

3. Los pequeños gestos son los más importantes

El beso al llegar a casa, ese mensaje en el que te recuerda que te quiere, tu plato favorito preparado encima de la mesa… El amor y cuidado mutuo es la base de lo que construís día a día.

4. Pon en común

Comparte con tu pareja esa lista interminable de nombres que estás revisando, los ejercicios que te han recomendado en tus clases de pilates o el artículo tan interesante que has leído sobre la alimentación en el embarazo. Fortalecerás la sensación de que sois un equipo.

5. Comparte tus miedos

Cualquier preocupación relacionada con el embarazo y el parto, o la inquietud ante las pruebas rutinarias, las preguntas sobre la crianza… Compartirlas con tu pareja te ayudará a aliviar el estrés y a hacerle partícipe de esa parte tan vulnerable llena de dudas. Seguro que sabréis cómo apoyaros mutuamente.

6. Comparte los hitos de tu embarazo

Aunque es cierto que solo la madre lleva al bebé en su interior, todo lo relacionado con el embarazo es igual de importante para ambas partes. Vivir todo el proceso juntos es fundamental para reforzar el vínculo entre los padres y con el hijo que va a llegar. Tratad de acudir juntos a las revisiones, haced un seguimiento de la evolución del bebé, construid su habitación aunando los gustos de los dos…

7. Dialogad para todo

El diálogo es la mejor herramienta para resolver conflictos. Ante cualquier conflicto o discrepancia, hablad. Manifestad vuestro punto de vista, vuestras necesidades, vuestras preocupaciones… La clave está en comunicarse de forma asertiva, siempre desde el respeto y eligiendo bien las palabras, teniendo cuidado de no herir con ellas al otro miembro de la pareja.

Continúa leyendo