La amniosocopia se realiza al final del embarazo

Amnioscopia, ¿en qué consiste esta prueba?

La amnioscopia es una prueba que se realiza al final del embarazo y determina el estado del feto a partir de color del líquido amniótico. ¿Quieres saber más sobre esta prueba?

También te puede interesar: Las pruebas necesarias en el embarazo
Amnioscopia, ¿en qué consiste esta prueba?

La amnioscopia es una prueba que hace a partir de la semana 36 de embarazo y permite determinar el estado del feto a partir del color del líquido amniótico.

Es una prueba poco utilizada, que suele tener lugar cuando la mujer ha salido de cuentas. Solo puede hacerse si el cuello uterino está algo borrado o ya hay un poco de dilatación.

¿En qué consiste?

Consiste en la introducción de un diminuto tubo metálico provisto de una luz, llamado amniosocopio, a través del cuello del útero.

No supone apenas riesgo, aunque siempre existe una pequeñísima posibilidad de rotura de membranas al introducir el tubo, o de infección amniótica.

Suele practicarse, sobre todo, en el caso de que el embarazo se prolongue en exceso.

Los resultados de la amnioscopia

Si el líquido está turbio o verdoso significa que el feto ha expulsado meconio, lo que podría ser un indicio de pérdida de bienestar fetal, aunque no siempre es así.

En este caso será preciso hacer otras exploraciones para confirmarlo y tomar las medidas adecuadas.

Etiquetas: amnioscopia, embarazo, parto, pruebas embarazo, tercer trimestre embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS