Salud en el embarazo

Cetonas en la orina durante el embarazo: qué es y causas principales

La presencia de cetonas en la orina puede ser una señal de diabetes gestacional en el embarazo, aunque no siempre es así, ya que también pueden aparecer como consecuencia del ayuno prolongado debido a náuseas y vómitos.

Cetonas en la orina durante el embarazo
Foto: Istock

Las cetonas son unas sustancias químicas producidas naturalmente por el hígado, que se forman cuando no existe la suficiente cantidad de insulina en el cuerpo como para poder convertir la glucosa en energía. Dado que se precisa del uso de otra fuente, el organismo acaba utilizando grasa en su lugar.

Luego, el hígado se encarga de convertir esa grasa en cetonas, que originalmente consisten en un tipo de ácido, enviándolas posteriormente al torrente sanguíneo. Finalmente, tanto los músculos como los distintos tejidos pueden usarlas como combustible. 

¿Qué son y en qué consisten las cetonas?

Nuestro organismo obtiene la energía y la glucosa que necesita para su adecuado funcionamiento a partir de los alimentos que consumimos cada día a través de nuestra alimentación.

Sin embargo, las hormonas tan cambiantes del embarazo pueden evitar que las células consuman glucosa, lo que podría originar una deficiencia de glucosa. Si esto ocurre, el cuerpo empieza a utilizar las reservas de grasa con la finalidad de obtener la energía que necesita, lo que acaba conduciendo a la producción de cetonas.

Por tanto, las cetonas consisten originalmente en un subproducto que aparece y surge cuando el organismo, en lugar de glucosa, empieza a quemar grasa con la finalidad de producir y obtener energía.

Estas cetonas aparecen primero en la sangre, lo que no tendría por qué causar problemas a menos que la persona tenga diabetes, en cuyo caso sí se podría originar una acumulación de cetonas en la sangre, y poner en riesgo su vida.

Posteriormente, esas cetonas aparecen en la orina, surgiendo una condición médicamente conocida con el nombre de cetonuria.

¿Cuáles son las causas de la aparición de cetonas en la orina durante el embarazo?

Debemos tener en cuenta que, a lo largo del embarazo, los distintos cambios hormonales comunes y normales que naturalmente ocurren durante la gestación tienden a causar cierta resistencia a la insulina, la cual juega un papel esencial en el metabolismo de la glucosa.

Si esto ocurre, las células del cuerpo no son tan capaces de utilizar la glucosa para producir energía, por lo que las células terminan quemando grasas, produciendo con ello la formación de cetonas.

Cuando estas sustancias químicas aparecen en la orina podría deberse a causas muy diferentes. Aunque es normal que aparezcan cetonas en pequeñas cantidades durante el embarazo, un exceso en la orina durante un tiempo considerable podría ser una señal de diabetes gestacional, la cual puede convertirse en un riesgo para la salud de la futura mamá y del propio bebé si no es detectada de forma temprana.

¿Es normal encontrar cetonas en la orina durante la gestación?

Cetonas en la orina durante la gestación
Foto: Istock

Los estudios sugieren que la presencia de cetonas en la orina suele ser considerado como un hallazgo habitual durante la gestación, debido a la inanición, el ayuno o los vómitos, especialmente durante un período de tiempo más o menos prolongado.

También existen otras causas que podrían influir en la aparición de cetonas en la orina: tener una dieta baja en hidratos de carbono, ayudar durante el embarazo, náuseas matutinas extremas que impiden comer con normalidad, diarrea (con deshidratación), llevar a cabo ejercicio físico vigoroso el día anterior, tener alguna infección o enfermedad, o en el caso de la diabetes gestacional.

No obstante, dado que se realizan distintos controles rutinarios a lo largo de todo el embarazo, que incluyen tanto análisis de orina como de sangre, es posible la prescripción de distintas opciones de tratamiento, especialmente en aquellos casos en los que la cetonuria se debe a una infección, a cambios en la dieta, a la presencia de diabetes gestacional o como consecuencia de los vómitos.

¿Podrían las cetonas dañar al bebé?

Después de diagnosticar la cetonuria, es común que muchas mamás se pregunten si la presencia de cetonas podría dañar o poner en riesgo la salud del bebé en crecimiento. Los estudios han mostrado que las cetonas pueden atravesar la placenta, afectando al sistema nervioso central del feto, causando algunos problemas en su correcto desarrollo.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que la mayoría de estudios existentes hasta el momento sobre la influencia que las cetonas podrían ejercer en el desarrollo fetal son aún limitados. En cualquier caso, los expertos son claros en este sentido: solo la presencia de rangos anormales de manera constante podría ser considerado como un riesgo para el embarazo.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo