Diagnóstico prenatal

¿Cómo se hace la biopsia de corion?

La biopsia de corion es una prueba de diagnóstico prenatal que se utiliza cuando el feto tiene un alto riesgo de sufrir anomalías cromosómicas.

biopsia_corion

La biopsia de corion consiste en obtener una muestra de las vellosidades coriales, que se encuentran en la placenta y contienen células del feto. Se practica entre las semanas 10ª y 14ª de gestación.

Cómo se realiza

  • Suele hacerse sin anestesia por vía transvaginal. 

Bajo control ecográfico se introduce una sonda o bien una pinza con la que se obtienen las células.

  • Con menor frecuencia se realiza por vía transabdominal. 

Para ello, tras poner un poco de anestesia en la piel, guiado por una ecografía, el especialista realiza una punción en el abdomen de la madre hasta llegar a la placenta.
La técnica dura solo unos minutos y no precisa anestesia ni ingreso hospitalario.

Las células de la placenta obtenidas se cultivan o se analizan directamente (en 24-48 horas).

Riesgos

La prueba tiene un riesgo de aborto de 7-8%. Por ello, se aconseja guardar reposo horas posteriores y no realizar esfuerzos durante algún tiempo. Puede suceder que la embarazada experimente sensación de dolor o molestia y sangre una pequeña cantidad en las 48 horas siguientes.

Cuándo está indicada

Cada vez se usa menos  Se aconseja cuando la embarazada presenta un riesgo alto de dar a luz un niño con anomalías genéticas. Los resultados se suelen obtener antes que en la amniocentesis.

Resultados

Con la biopsia de corion es posible descartar o detectar los mismos trastornos genéticos que con la amniocentesis, otros defectos como los defectos del tubo neuronal (espina bífida) o malformaciones cardiacas. El resultado se obtiene en unas 48 horas.

Etiquetas: bebé, desarrollo del feto mes a mes, embarazo, gestación, pruebas embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS