Primer trimestre de embarazo

El primer trimestre de embarazo, ¿qué pruebas tengo que realizarme?

Cada mujer, dependiendo de los síntomas y de si está buscando embarazo o no, se puede llegar a enterar antes o después de que está esperando un bebé. Pero, desde el momento de la prueba positiva, a lo largo del primer trimestre se llevan a cabo una serie de pruebas básicas. ¿Cuáles son?

Cuando obtenemos el positivo en el test de embarazo comienza un nuevo periodo en la vida de la embarazada en el que hay que vigilar su bienestar y el del bebé. Durante toda la gestación hay una serie de pruebas médicas, analíticas y diagnósticos que hay que ir realizándose para comprobar que todo está yendo bien. En ocasiones se repiten en cada trimestre y otras veces se realizan solo una vez.

Estas son las que corresponden al primer trimestre.

Primera visita del embarazo

El primer trimestre de embarazo
Foto: Istock

La primera cita con el médico en el embarazo tiene una fecha variable, pues como hemos comentado anteriormente, cada mujer se entera en un momento u otro de su embarazo y es ahí cuando suele solicitar la primera visita con la matrona/ginecólogo.

Lo más común es realizarla antes de la semana 12 de embarazo, entre la semana 7 y la 10.

Esta primera visita trata de comprobar que el embarazo es viable y el número de embriones que hay. Para saber todo ello, se realiza una ecografía básica donde el ginecólogo debe poder percibir el latido cardiaco del bebé.

En esa ecografía se comprobará también si se trata de un embarazo único o múltiple y, en este segundo caso, de qué tipo. Además, se indicará a la embarazada que se haga unas analíticas y se programará ya la ecografía de las 12 semanas.

La primera analítica es de orina y de sangre

En el análisis de orina se busca cualquier rasgo de infección o de proteínas.

En el análisis de sangre se comprueba si la madre está inmunizada frente a algunas enfermedades como la hepatitis, la rubéola y la toxoplasmosis. También se determina su grupo sanguíneo y su Rh, lo cual es de bastante importancia.

El triple screening

Es una prueba de cribado.

No diagnostica, sino que ofrece una estimación de la probabilidad de que el bebé presente alguna alteración en sus cromosomas, por eso también recibe el nombre de cribado de cromosomapatías o triple test. Algunas de esas alteraciones genéticas son el Síndrome de Down (trisomía 21), el síndrome de Edwards (trisomía 18) y el síndrome de Patau (trisomía 13).

Se realiza entre las semanas 10 y 13 de embarazo.

El test de ADN fetal en sangre materna

No se realiza en la sanidad pública y tiene un coste elevado. Es decisión de los padres el querer realizársela de manera privada.

Coombs indirecto

Ecografía 12 semanas de embarazo
Foto: Istock

El test de Coombs indirecto se realiza una vez por trimestre (semana 10-12, semana 24-25 y semana 32-34). Es una prueba no invasiva que permite saber si en la sangre materna hay anticuerpos que pudieran reaccionar contra los glóbulos rojos fetales.

La ecografía de las 12 semanas

Es una de las más importantes de la gestación. Se realiza entre las semanas 11 y 13. Mide la longitud del feto entre la cabeza y las nalgas (CRL), también se observan otros marcadores ecográficos que van a ayudar en la detección de anomalías cromosómicas en el feto.

También se mide la translucencia nucal (un acumúlo de líquido). Se observan los huesos de la nariz y el ductus venoso con Doppler. Además, en esta ecografía se hace un detallado estudio anatómico del feto para descartar malformaciones graves y se calcula el riesgo de la madre de padecer preeclampsia.

Carla Quintana

Carla Quintana

Diplomada en Enfermeriìa por la Universidad Autoìnoma de Madrid y especializada en Obstetricia y Ginecología, trabajo como matrona poniendo en praìctica un cuidado personalizado, humanizado y cercano hacia la mujer embarazada y su pareja, para asiì poder disfrutar de este momento tan importante sin miedos, empoderada y segura de siì misma.

Continúa leyendo