Salud en el embarazo

Embarazo a la vista: cuidados visuales para la mamá

Cada día, cientos de mujeres se enteran de que van a convertirse en madres en los próximos meses. Por eso, si te encuentras en esta situación, toma nota de estos sencillos consejos sobre cómo cuidar tu salud visual durante el embarazo y tiempo de lactancia.

Según Antonio Fernández, óptico y optometrista, generalmente las mujeres embarazadas pueden experimentar una disminución de la capacidad visual debido al estrés, que pueden afectar al sistema visual durante las 40 semanas de gestación y posterior periodo de lactancia.

Durante 9 meses, las futuras mamás sufren cambios relevantes que pueden incidir también directamente en la visión: cambios en la circulación de la sangre, retención de líquidos así como alteraciones hormonales y en el metabolismo. Por eso, debemos estar alerta ante síntomas tales como la sequedad, aparición de irritaciones o inflamaciones, aumento del cansancio, la sensibilidad y por supuesto, sobre los problemas de visión.

La primera premisa imprescindible que no hay que olvidar es el uso de unas gafas de calidad con cristales adecuados a las necesidades. Este factor debe tener aún más presencia en aquellas mujeres que padezcan defectos refractivos como la hipermetropía, miopía y astigmatismo. Además, es necesario saber que estos mismos problemas pueden llegar a originarse durante el periodo de gestación, por lo que este es el consejo más fundamental.

Uno de los puntos en los que hay que prestar especial atención es en el posible desarrollo de la diabetes gestacional, una enfermedad cada vez más común entre las embarazadas. En este caso, es importante tener en cuenta, que puede llegar a aumentar en más de un 30% el riesgo de que el bebé pueda padecer algún defecto refractivo.

Si no se padece ninguna patología, la embarazada debe seguir los controles rutinarios con su ginecólogo y en el caso de notar algo en los ojos, acudir a un especialista, porque se pueden dar casos en los que se padezcan problemas vasculares que afecten a la visión. En estos casos, deberá llevar un seguimiento por un oftalmólogo ya que pueden alterarse y agravarse debido al embarazo así como en los casos de miopías altas.

Para aquellas mujeres que antes de quedarse embarazadas ya contaban con alguna dificultad visual, es vital que conozcan las contraindicaciones que pueden derivar de las intervenciones con láser, si se llevan a cabo durante ese periodo. Se recomienda no operarse y no solo durante el embarazo, sino hasta que finalice el tiempo de lactancia.

7 consejos para cuidar la vista de las futuras mamás

Antonio Fernández propone 7 consejos para cuidar la vista de las futuras mamás:

  1. Proteger de los rayos ultravioletas con gafas de sol de alta calidad y que cumplan la normativa CE.
  2. Evitar conducir por la noche, ya que en las embarazadas aumenta la somnolencia y se puede generar una vista borrosa (miopía gestacional).
  3. Cuidar los ojos para evitar sequedad y enrojecimiento mediante lágrimas artificiales
  4. Si notas pérdida de visión nunca modifiques tus lentes sin la supervisión de un oftalmólogo durante el embarazo y hasta varios meses después
  5. Revisiones periódicas con especialistas en salud visual desde el inicio del periodo de gestación hasta el final de la lactancia
  6. Aplazar las intervenciones quirúrgicas hasta que finalice la lactancia
  7. Cuidar sus ojos aún con más detenimiento si se padecen enfermedades de otra índole ya que pueden repercutir directamente en el área visual

Artículo elaborado por Antonio Fernández, óptico y optometrista de Visionlab.

CONTINÚA LEYENDO