Pruebas antes del embarazo

¿Las pruebas de embarazo caseras son siempre precisas?

Las pruebas de embarazo tienen una precisión de entre un 95 a un 98 por ciento aproximadamente. Pero, ¿siempre son precisas? Te lo descubrimos.

Las pruebas de embarazo caseras son siempre precisas
Foto: Istock

Cualquier prueba de embarazo casera detecta la gonadotropina coriónica humana (hCG), conocida habitualmente como la hormona del embarazo, debido principalmente a que es una hormona que se produce principalmente cuando el embrión se implanta en el útero materno, siendo producida sobre todo por el propio embrión, la cual es de mucha ayuda a la hora de mantener la pared interna del útero.

Esto significa que se caracteriza por ser la hormona que miden y verifican las pruebas de embarazo, ya que tiende a producirse especialmente al comienzo de la gestación, para incrementar muy rápidamente a medida que transcurren las semanas. Es más, también tiende a ser la causa de muchos de los típicos síntomas del embarazo, que suelen comenzar a partir de las 4 semanas de embarazo.

Aún cuando existen muchos tipos y marcas distintas de pruebas de embarazo fáciles de utilizar y de hacer en casa, todas tienden a funcionar de la misma manera: analizan la orina con la finalidad de detectar o no la presencia de la gonadotropina coriónica humana (hCG).

¿Cómo funciona una prueba de embarazo?

El cuerpo de la mujer solo empieza a liberar gonadotropina coriónica humana cuando el óvulo fecundado se implanta en el útero, lo que suele ocurrir en la mayoría de las ocasiones aproximadamente seis días después de la concepción.

Dado que esta hormona aparece en la orina poco después de la fecundación (y posterior implantación), y sus niveles aumentan con cada día que pasa del embarazo, duplicándose aproximadamente cada dos días, las pruebas de embarazo caseras se encargan de verificar si esta hormona existe, y si el nivel es lo suficientemente elevado como para poder confirmar el embarazo.

De esta forma, las pruebas de embarazo caseras pueden detectar de forma altamente confiable esta hormona alrededor de una semana después de la pérdida de la menstruación. No obstante, especialmente en el caso de las pruebas digitales, algunas son incluso capaces de detectar esta hormona tan pronto como el primer día del retraso de la regla.

¿Qué tan precisas son las pruebas de embarazo?

Las pruebas de embarazo casera tienden a tener una precisión del 95-99 por ciento. Incluso, con el uso adecuado y correcto, son capaces de detectar resultados de forma tan efectiva como las pruebas de orina que se llevan a cabo en el consultorio de un médico. Eso sí, el tiempo más apropiado es crucial para la obtención de una lectura lo más confiable posible.

Pero, ¿cuál sería realmente el mejor momento para llevarla a cabo? Siempre después de la falta del período menstrual, debido fundamentalmente a que entre seis a diez días después de la concepción, el embrión se implanta en la pared uterina, y el cuerpo empieza a producir hCG.

Precisión de la prueba de embarazo
Foto: Istock

A pesar de ello, todavía debería pasar un tiempo hasta que se produzca la suficiente hCG como para que la prueba de embarazo pueda ser realmente positiva. De hecho, cuanto más avanzado esté el embarazo mayores tenderán a ser los niveles de hCG, motivo por el cual la mayoría de los expertos recomiendan esperar al menos hasta que pase el día en el que debería haber llegado la menstruación (y, sobre todo, algunos días más).

Eso sí, dado que los niveles de hCG después de la concepción tienden a ser muy bajos, independientemente de la marca usada (o del resultado que se haya obtenido), los fabricantes aconsejan repetir el proceso unos pocos días después, con la finalidad de confirmar los resultados.

Esto significa que una prueba de embarazo será siempre precisa, especialmente si tenemos en cuenta que presentan una precisión de entre un 98 a un 99 por ciento. Lo único que puede cambiar ligeramente es el momento en que se hace, que precisamente es lo que afecta al resultado real de la prueba.

Por ejemplo, una prueba realizada demasiado pronto puede dar un falso negativo, lo que significa básicamente que aún cuando la mujer esté realmente embarazada, todavía los niveles de hCG no son lo suficientemente elevados como para que el test pueda detectarla convenientemente.

En caso de que se sospeche que la prueba ha sido llevada a cabo demasiado pronto antes de que haya suficiente hCG en la orina, es conveniente esperar unos días y proceder a repetir la prueba

No obstante, los falsos positivos son en realidad muy raros, aunque sí podría ocurrir cuando el embarazo finalizó poco después de la concepción (embarazo químico), se ha tenido un aborto espontáneo o un aborto reciente, o incluso cuando la prueba de embarazo ha caducado.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo