¿Qué problemas puede derivar?

¿Qué es la hiperémesis gravídica en el embarazo?

Si estás embarazada y sientes náuseas, como te imaginarás, entra dentro de la normalidad de cualquier mamá gestante. El problema es cuando es cuando estas, junto a los vómitos se vuelven persistentes, ya que puede ocasionar algunas complicaciones como la pérdida de peso y la deshidratación. Conoce qué es la hiperémesis gravídica.

mujer
Fuente: iStock

Aunque la mayoría de mujeres experimenta náuseas y vómitos especialmente los primeros meses de embarazo, algo que no es tan habitual es que estos sean intensos y que se prolonguen en el tiempo. De hecho, se trata de una afección no muy común llamada hiperémesis gravídica que puede producir síntomas graves.

La hiperémesis gravídica es un trastorno poco frecuente que se caracteriza por provocar vómitos persistentes, casi como llevar las náuseas matutinas a la máxima intensidad. Esto impide que la mujer embarazada pueda tener una alimentación adecuada y que, por ende, tenga una pérdida de peso bastante importante, además de deshidratación y que vea su metabolismo alterado.

Aunque no se conocen las causas que provocan esta situación, es probable que la razón esté relacionada con las hormonas que se secretan en el embarazo. Se piensa que las náuseas puedan estar relacionadas por la elevación rápida de los niveles sanguíneos. Lo que sí se sabe es que dada su posible gravedad puede requerir del ingreso hospitalario.

 

Síntomas de la hiperémesis gravídica

Las mujeres que padecen este trastorno suelen vomitar todos los días e, incluso, varias veces en un solo día. Lo habitual es que los vómitos aparezcan los primeros meses de la gestación y se vayan aliviando, pero algunas gestantes los tienen hasta casi acabar con el embarazo.

Como decimos, lo que puede ocasionar es una pérdida importante de peso, y con ello también, una disminución de vitaminas y minerales. Asimismo, puede provocar tener una salivación mayor y deshidratación, la que se reconoce cuando la mujer tiene la piel seca y debilidad, orina con menor asiduidad, la orina tiene un tono amarillo oscuro y cuando siente mareos al ponerse de pie o incluso desmayos.

¿En qué perfiles es más común que ocurra?

La hiperémesis se da con más probabilidad en mujeres que:

  • Han pasado la misma afección en embarazos previos.
  • Tienen su primer embarazo.
  • Padecen obesidad.
  • Llevan un embarazo múltiple.
  • Tienen un embarazo molar.
  • Sufren una intolerancia a los anticonceptivos.

Consejos para aliviar los síntomas

mujer
Fuente: iStock

El tratamiento de la hiperémesis gravídica depende de la gravedad de cada caso, por lo que lo mejor, como siempre, es consultar con un especialista cualquier tipo de duda. Lo que si se puede tener en cuenta son algunas recomendaciones para aliviar los síntomas. Si es tu caso, toma nota.

  • Come en varias comidas de poca cantidad, y opta por alimentos ricos en proteínas, carbohidratos y poca grasa. Evita los picantes, ácidos, grasientos y la cafeína. Puedes probar los alimentos secos y blandos.
  • Procura no tomar líquidos calientes, mejor que estén fríos y bebe entre las comidas en vez de a lo largo de ellas.
  • Aprovecha para comer cuando sientas hambre y, sobre todo, en los momentos en los que te sientas más predispuesta para ello.
  • Lávate los dientes después de comer y evita acostarte justo después de haber comido.
  • Si tomas vitaminas, hazlo antes de ir a dormir, no por la mañana.
  • Evita aquellas cosas que te produzcan náuseas como olores fuertes de ciertos productos o alimentos, lugares muy calurosos, luces brillantes o parpadeantes y la presión en el estómago por la ropa estrecha.


 

También te puede interesar:
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo