Error en el test de embarazado

Test de embarazo: ¿son frecuentes los falsos negativos?

Te encuentras en una situación en la que sospechas que te has quedado embarazada y decides hacer un test de embarazo para confirmarlo. ¿Puede ser que esta prueba dé un resultado equivocado? Descubre las situaciones en las que podría aparecer un falso negativo o, incluso, un falso positivo.

test embarazo
Fuente: Depositphotos

Tienes una ausencia de regla y lo estás sospechando: quizá estás embarazada. En este momento solo piensas en que lo quieres confirmar y por eso consideras que es hora de hacerte un test de embarazo. Llegado a este punto, es inevitable que no te preguntes entonces cuál es la fiabilidad que tienen estas pruebas

Quieres un resultado seguro y sin errores, pero... ¿Podría haber situaciones en las que se den falsos negativos o falsos positivos? La realidad es que son posibilidades que existen, veamos en qué ocasiones podrían ocurrir

 

¿Cómo funcionan los test de embarazo?

Actualmente, los test de embarazo si se utilizan correctamente son bastante precisos. Para funcionar lo que hacen es detectar en la orina una hormona llamada gonadotropina coriónica (HCG) que es secretada por las células de la placenta al principio del embarazo. 

Esta hormona es una de las mejores señales indicadoras que manifiestan el inicio de la gestación porque tiene presencia tanto en la orina, como en la sangre. Además, según va avanzando el estado del embarazo va incrementando su concentración

Hoy en día, se dice que los test tienen una buena precisión porque son bastante capaces de localizar dicha hormona, incluso cuando en la orina tenga bajas concentraciones. Sin embargo, en algunas situaciones pueden darse errores y acaban apareciendo falsos negativos y, aunque con menos frecuencia, también falsos positivos

¿Por qué pueden darse falsos negativos?

  • Fase muy temprana del embarazo. Si nos adelantamos demasiado, puede ser que la hormona casi sea indetectable y se dé un resultado negativo. Lo recomendable en este caso es hacer la prueba tras el retraso de la regla. No obstante, si sigue siendo negativo y la menstruación sigue sin aparecer, no quiere decir que el resultado sea definitivo, por lo que se debe repetir el test unos cinco o seis días después.
  • Orina demasiado diluida. A veces, si una muestra de orina está muy disuelta puede ser que no contenga un nivel representativo de la hormona gonadotropina coriónica. Para intentar prevenir un resultado erróneo, un consejo es llevar a cabo la prueba con la primera orina de la mañana porque tiene una concentración más alta de dicha hormona.
  • Error de utilización. Cuando un test no se emplea correctamente puede derivar en un resultado equivocado. Lo mejor es leer bien las instrucciones y en caso de tener dudas consultar con el farmacéutico. Algunas consideraciones a tener en cuenta son mojar la parte correcta del test y esperar el tiempo que indique. 

¿Es posible que se produzca un falso positivo?

No suele ser común, y es que, cuando una prueba de embarazo ofrece un resultado positivo, tiene un 97% de posibilidades de que esto sea así si se ha llevado a cabo de forma correcta. Pero ¿en qué casos podría aparecer un positivo que fuera falso?

  • Algunas mujeres que presenten algún trastorno hormonal pueden tener un resultado falsamente negativo.
  • Aquellas que, como parte de algún tratamiento para poder quedarse embarazadas estén recibiendo la hormona ya mencionada, también pueden ver sus resultados trastocados.
  • Ciertas enfermedades como las trofoblásticas y algunos cánceres tienen un elevado nivel de la hormona gonadotropina coriónica y pueden llevar del mismo modo a un falso positivo.
  • En caso de embarazos ectópicos (aquellos que se dan fuera del útero) en los que las posibilidades de que el embarazo llegue a término son mínimas, pero sí se incrementan los niveles de la hormona gonadotropina coriónica.
  • Con embarazos anembrionarios (sin embrión) porque también se elevan los niveles de la hormona, pero la gestación no es real.
  • Por último, podríamos tener un “falso positivo” en aquellos embarazos que de forma natural terminan a las cuatro semanas, pero que, debido a la sensibilidad de las pruebas, son detectados. Estaríamos ante un aborto espontáneo
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo