Cuidados del embarazo

Me mareo al cambiar de postura

En el embarazo la tensión suele estar más baja y es, por tanto, habitual sentirse más cansada e incluso notar en alguna ocasión sensación de mareo, sobre todo en los sitios cerrados donde hace calor.

Me mareo al cambiar de postura

En el embarazo la tensión suele estar más baja y es, por tanto, habitual sentirse más cansada e incluso notar en alguna ocasión sensación de mareo, sobre todo en los sitios cerrados donde hace calor.

Las embarazadas suelen tener la tensión arterial más baja de lo habitual porque los cambios hormonales dilatan los vasos sanguíneos y la sangre circula más lentamente. Es normal, por lo tanto, que te sientas más cansada e incluso que notes en alguna ocasión sensación de mareo, sobre todo al cambiar de postura sobre todo en los sitios cerrados donde hace calor.

Por ejemplo, si te agachas y pones de pie con demasiada rapidez puede ocurrir que tu sistema circulatorio no tenga tiempo de adaptarse al cambio de postura, tu cerebro no reciba suficiente oxígeno y sangre y te marees.

Cómo prevenirlo

  • La clave está en cambiar de postura lentamente. Por ejemplo, cuando te levantes de la cama, siéntate y espera 10 segundos. Luego baja las piernas y espera otros 10, ponte de pie y espera otros 10 y finalmente ponte a andar.
  • Haz ejercicio: nadar, caminar una hora al día, o pedalear en una bicicleta estática sin grandes resistencias, de 20 a 30 minutos diarios, ya que el ejercicio activa el riego sanguíneo.
  • Los fármacos que elevan la tensión están contraindicados durante el embarazo, pero si puedes consultar con el ginecólogo la posibilidad de tomar complementos de hierro o potasio para compensar las perdidas de estos minerales para el desarrollo del feto.
  • A veces, un café o una cola (agitada para eliminar su contenido en gases) tras el desayuno es suficiente para elevar la tensión a niveles normales.
  • En los momentos en que te sientas más decaída, te vendrá bien hacerte el siguiente masaje estimulante: coloca los dedos en la frente, masajea desde el nacimiento del pelo, hacia las sienes, luego las orejas y llevarlos hacia el centro de la cabeza, un poco más arriba de la nuca. Después coge el pelo con los dedos y estíralo hacia arriba. Repite el movimiento formando círculos, varias veces. Para terminar, date pequeños golpecitos en la cabeza con las yemas de los dedos.
  • Descansa lo suficiente: busca al menos 20 minutos al día para ti para desestresarte.

 

Cómo aliviarlo

  • Si te notas muy floja, te ayudará tomar en pequeños sorbos una bebida con cafeína y azúcar o un caramelo
  • Si notas que vas a marearte, túmbate antes de que el malestar te haga perder el equilibrio, eleva las piernas y afloja la ropa que pueda oprimir
  • Si hay sensación de desmayo, siéntate bajando la cabeza a la altura de las rodillas o túmbate con las piernas en alto, quítate el exceso de ropa y busca aire fresco.
  • También puedes sentarte en una silla con las piernas separadas y flexionar el cuerpo hacia delante de modo que la cabeza quede entre las rodillas (cuanto más baja, mejor).

Etiquetas: embarazada, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS