Embarazo

El edema y la retención de líquidos en el embarazo

El edema es la hinchazón de alguna parte del cuerpo ocasionada por una acumulación de líquido en los tejidos. ¿Qué favorece su aparición? ¿Cómo se trata?

El edema y la retención de líquidos en el embarazo

En el embarazo, el edema suele estar causado por la retención de líquidos y el aumento del volumen sanguíneo, debido a que la presión que ejerce el útero sobre los vasos sanguíneos dificulta el retorno de la sangre al corazón. Otras alteraciones, como la hipertensión arterial o los problemas cardíacos o renales, favorecen también la aparición de edemas.

La hinchazón es blanda y cede cuando se presiona. Además, suele ser más frecuente durante el tercer trimestre del embarazo y puede empeorar en verano como consecuencia del calor.

Síntomas

Produce una molesta sensación de hormigueo en los dedos. El edema suele hacerse más visible a última hora del día y desaparecer con el reposo nocturno.

Riesgos

Los edemas en las piernas pueden ser normales, pero cuando se extienden a las muñecas, la cara y el cuello, conviene acudir inmediatamente al ginecólogo porque podría tratarse de una complicación importante.

Tratamiento

Cuando la hinchazón solo afecta a los tobillos, es aconsejable descansar con las piernas en alto, caminar durante al menos una hora diaria y realizar ejercicios con los pies: tumbada sobre la espalda, subir y bajar las puntas durante tres minutos. También puede ayudar llevar unas medias de compresión decreciente para mejorar la circulación, aunque lo fundamental es tomar todas las medidas anteriores.

En el caso de que el edema aparezca en otras partes del cuerpo, hay que consultar con el ginecólogo, que pondrá un tratamiento si es preciso.

¡Practica este ejercicio!

  1. Tumbarse sobre la espalda con los brazos estirados y bien pegados al cuerpo, las palmas
    hacia arriba y las piernas flexionadas.
  2. A continuación, subir con cuidado las piernas hasta la vertical formando un ángulo recto.
  3. Iniciar un movimiento de pedaleo trazando círculos muy amplios. Mientras una pierna se acerca al pecho, la otra queda estirada y casi paralela al suelo.

En general, las posturas que implican mantener las piernas en alto alivian la hinchazón de las piernas durante el embarazo.

Asesor: Dr. Pedro de la Fuente

 

 

Etiquetas: cuidados del embarazo, embarazada, embarazo, retención de líquidos

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS