Embarazo

Hacer ejercicio en el agua reduce el riesgo de diabetes gestacional y las cesáreas

Si estás embarazada no debes dejar de hacer deporte, es más, todos los médicos recomiendan que hagas algún tipo de actividad física suave. Ahora que llega el verano, la piscina es una opción muy atractiva y, además, saludable. ¿Quieres saber por qué?

También te puede interesar: Diabetes gestacional
Hacer ejercicio en el agua reduce el riesgo de diabetes gestacional y las cesáreas

Según los expertos, realizar un programa de ejercicio físico moderado en el agua durante el embarazo ayuda a prevenir el aumento de peso y la diabetes gestacional. Además, reduce el número de cesáreas y la posibilidad de tener bebés macrosómicos, es decir, que pesen más de 4 kilos al nacer.

Un programa puesto en marcha por la Universidad de Granada está haciendo un seguimiento a más de 100 mujeres embarazadas que acuden tres veces por semana a una sesión de piscina guiada por expertos. En ella realizan ejercicios encaminados a fortalecer el suelo pélvico y la musculatura implicada en el embarazo y parto. Además, bajo la supervisión de los monitores, las mujeres hacen ejercicios cardiovasculares de natación para mantener un buen estado de forma física.

Las mujeres que participan en este programa “manifiestan sentirse mucho mejor durante el embarazo y la calidad de su sueño ha mejorado”, explica Mª José Aguilar, investigadora responsable del diseño de la tabla de ejercicios. Las participantes se sienten más ágiles y en forma física, lo que repercute en una mejora de su calidad de vida.

 

¿Cuándo no debo realizar ejercicio en el agua?

Comenta con tu ginecólogo la posibilidad de realizar ejercicio en el agua, él puede prohibírtelo si tienes un embarazo de alto riesgo, placenta previa, problemas vasculares, retardo en el crecimiento uterino, dilatación del cuello del útero o alguna enfermedad gestacional incompatible con la práctica de ejercicio físico.

Por lo demás, si tu embarazo transcurre con normalidad puedes hacer ejercicio en la piscina sin problemas, además en el agua te sentirás más ligera y eso te ayudará a relajar la tensión de la espalda.

Así que, este verano, ¡anímate y lánzate a la piscina!

Fuente: Universidad de Granada

 

 

 

Etiquetas: cesárea, diabetes gestacional, ejercicio durante el embarazo, embarazada, embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS