Precauciones en el embarazo

Cuidado con las caídas en el embarazo

La tripa creciente altera el equilibrio y aumenta el riesgo de caídas. Al realizar las tareas cotidianas hay que tomar algunas precauciones.

Cuidado con las caídas en el embarazo

El peso creciente de la tripa modifica la curvatura de la columna vertebral. A medida que la tripa crece, la embaraza es incapaz de verse los pies y pierde estabilidad, lo que aumenta el riesgo de caídas. A ello se suma la relajación que provocan las hormonas en las articulaciones y la retención de líquidos, habituales en el embarazo, que limitan la fuerza y la agilidad.

Hay que aceptar que no se es tan ágil como antes del embarazo y adoptar algunas medidas para prevenir posibles accidentes.

  • Olvidarse de los tacones altos y las sandalias abiertas. Tampoco es aconsejable andar descalza, con medias o zapatillas de suelas lisas sobre superficies resbaladizas.
  • Colocar una alfombra antideslizante en la bañera y una barra sólida a la que podamos agarrarnos al salir y entrar.
  • Apartar los cables sueltos y los juguetes de los lugares de paso.
  • Iluminar bien la casa.
  • No subirse nunca a una silla o a una escalera de mano, sobre todo en los últimos meses de embarazo.

 

 

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Etiquetas: alimentación en el embarazo, embarazada, embarazo, hormonas, retención de líquidos, tripa

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS