Psicología embarazo

Ansiedad en el embarazo

Las dudas y los temores durante el embarazo son normales, pero no debes dejar que te bloqueen.

ansiedad

La noticia de un embarazo supone una gran alegría, pero a su vez empiezan a surgir multitud de dudas y preocupaciones, especialmente si es el primero. Durante los primeros meses nos preguntamos si todo irá bien y si el bebé se estará desarrollando sin ningún problema. Después, comienzan los preparativos, el síndrome del nido y las dudas sobre si seremos capaces de criar a un bebé.

En nuestro contexto social actual, las mujeres se sienten cada vez más presionadas para cumplir su papel de “buenas madres” y ser capaces de llevar para adelante todo: la pareja, la crianza, el trabajo, los amigos... La maternidad es uno de esos temas en los que todo el mundo opina y juzga, y además se dispone de tanta información que es normal sentirse abrumada.

Por si fuera poco, a nuestros temores se añade el cóctel hormonal que acompaña al embarazo, y estos cambios también nos hacen estar más susceptibles. Pero no hay que agobiarse: “Es normal que surjan este tipo de pensamientos en una etapa tan importante para una mujer; son muchos miedos en relación al bebé y a la propia salud los que aparecen en el embarazo”, nos explica Beatriz Gómez Palomares, psicóloga clínica. “Es importante que entiendan que se trata de preguntas y miedos que asaltan a la mayoría de las mujeres. Si el médico nos ha dicho que todo está bien y seguimos teniendo dudas y miedos con respecto a estos temas, lo mejor es reconocer esos pensamientos como algo normal, ‘vale, mi mente me dice que tengo miedo y dudas’, aceptar ese pensamiento y respirar profundamente y despacio unas tres veces. Esto nos ayudará en esos momentos en los que la ansiedad aparece.”

Consejos para relajarse

Las mujeres embarazadas necesitan más tranquilidad que nunca, pues está demostrado que el estrés y la ansiedad afectan al bebé en desarrollo. Por eso, durante estos meses es recomendable tomarse la vida con calma: dar paseos, leer, hacer actividades relajantes que nos hagan sentirnos bien, eliminar las prisas y las preocupaciones de nuestras vidas.

Puedes recuperar alguna de tus aficiones, aprovechar para hacer cosas en pareja, ir al cine con tus amigos… es bueno distraerse y, aunque es muy recomendable leer cosas sobre el embarazo y la crianza, también te conviene desconectar y pensar en cosas que no tengan que ver con el bebé, especialmente si tienes tantos temores. Diana Sánchez, presidenta de la Asociación Española de Psicología Perinatal, nos aconseja utilizar técnicas de relajación como el mindfulness, muy práctico para aprender a gestionar y modular por nosotras mismas los síntomas de la ansiedad. Además, los expertos recomiendan hablar de todo, no guardarse dentro los sentimientos que nos invaden por evitar “ser pesadas” o avergonzarnos de ello.

Por otro lado, tampoco tengas miedo en pedir ayuda profesional si sientes que esa angustia va más allá de los lógicos temores que se producen en el embarazo. “En el caso de que sean episodios que se repitan a diario y con sintomatología que impida llevar una vida normal (sueño, alimentación, vida social, etc...) aconsejo acudir a un especialista”, explica Diana Sánchez.

 

Asesoras: Beatriz Gómez Palomares; miembro de Saluspot y psicóloga clínica en Centro Médico (Psicología); Diana Sánchez, presidenta de la presidenta de la Asociación Española de Psicología Perinatal

Etiquetas: embarazo

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS