Vídeo de la semana

Cómo controlarla

Ansiedad en el embarazo: ¿cómo la puedo controlar?

Todos nos preocupamos en cualquier circunstancia de nuestra vida, pero también es verdad que durante el embarazo muchas dudas y miedos pueden aparecer y hacer que vivamos momentos de ansiedad. Si estás embarazada y sientes que estás más ansiosa que de costumbre, mira estos consejos para reducir tu intranquilidad.

ansiedad
Fuente: iStock

Lo primero que debemos pensar es que todos nos preocupamos en nuestro día a día. Por lo que la ansiedad no es solo cosa de embarazadas. Sin embargo, es cierto que durante la etapa de gestación este sentimiento se ve intensificado. Pero es algo totalmente normal. Tanto si eres mamá primeriza como si ya tienes otros hijos, tener un bebé hace que puedas estar algo más ansiosa de lo normal.

Muchas son las inquietudes que pueden aparecer: la salud del niño, el saber ser “una buena madre”, el miedo al parto… Y si a ello le sumamos los cambios hormonales propios de esta etapa, es muy común pasar por una ansiedad general, en especial, en el último trimestre. Si te encuentras en esta situación, toma nota de estos consejos que pueden ayudar a aliviarte.

Remedios para intentar reducir la ansiedad

Si se trata de una ansiedad breve, estos consejos pueden servirte de ayuda, aunque siempre es bueno consultarlo con el médico para descartar cualquier complicación mayor.

  • Habla de lo que te ocurre. Aunque a priori parezca algo sin importancia, hablar del tema con alguien te aliviará enormemente, ya sea tu pareja, un amigo o un familiar. A veces dejamos que algunos sentimientos se apoderen de nuestros pensamientos y quizá una persona externa puede ser el apoyo perfecto para evitar que esto ocurra. De hecho, si lo crees necesario, también puedes recurrir a una persona especializada que se dedique a ello, como un terapeuta.
  • Evita el sedentarismo. Hacer una actividad física te ayudará en muchos sentidos, no solo con la ansiedad, también con el estrés. Y es que, hacer deporte hace que tu cuerpo libere endorfinas que el cerebro entiende como analgésicos naturales. Lógicamente, tendrás que adaptar el ejercicio físico a tu estado, por eso algunas ideas perfectas son el yoga, la natación o simplemente salir a caminar (aquí puedes consultar actividades ideales para embarazadas). Y si no eres muy fan del deporte, aunque sea moverte un poco por unos minutos será bastante beneficioso.
embarazada
Fuente: iStock
  • Descansa lo mejor que puedas. Tener una buena calidad de sueño también será un factor que puede ayudarte a reducir la ansiedad. Si tu embarazo ya está avanzado y te cuesta conciliar el sueño por las noches, intenta echarte una siesta por las tardes.
  • Apúntate a clases de preparación. Si sientes que una de tus mayores preocupaciones es el momento del parto, lo primero, tranquila, no es nada fuera de lo habitual. Lo segundo, debes saber que una buena idea es apuntarse a cursos de preparación, aprenderás mucho sobre el momento, te ayudará a relajarte y también conocerás a otras mujeres en tu misma circunstancia con las que puedes compartir experiencias e inquietudes.
  • Dedícate a ti misma y no hagas nada en especial. Es decir, tómate un tiempo para ti y relájate; puedes dar un paseo, leer o incluso escribir. Quizá puede servirte de ayuda escribir sobre tus emociones o dedicarte a alguna afición para la que no has tenido tiempo antes. Incluso, también puedes aprovechar para tener momentos en pareja.

Recuerda que esto son solo algunas recomendaciones, si crees que tienes un problema mayor que pudiera interferir en tu salud o en la de tu pequeño, lo mejor es que hables con tu médico.

foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Continúa leyendo