Relajarse antes del parto

Aprende a relajarte para un parto sin complicaciones

Estar preparada para el parto pasa por conocer técnicas de relajación para controlar el dolor y que todo vaya bien, sin complicaciones para el bebé ni para la madre.

También te puede interesar: Ejercicios para relajarse en el embarazo
Aprende a relajarte para un parto sin complicaciones

Ten en cuenta que la relajación no es cosa de una semana antes del parto o del momento en sí. Es necesario practicarla durante todo el embarazo y para ello existen técnicas que facilitan la tarea, para que en el momento de dar a luz tu cuerpo esté bajo control, sin que los nervios y la presión influyan en su buen funcionamiento.

Curso de preparación al parto

Se recomienda a partir de la semana 28 y en él aprenderás técnicas de relajación para llevar a cabo en el embarazo y a la hora del parto. La sanidad pública ofrece estos cursos de forma gratuita en sus ambulatorios y centros de salud. También se realizan cursos en numerosos centros privados, muchos de ellos financiados parcial o totalmente por los seguros médicos. Y, para las mujeres sin tiempo, existen entrenadores personales que van hasta tu casa o al trabajo.

Respiración

Aprender a respirar profundamente es fundamental para que el cuerpo se relaje y el feto reciba el oxígeno que necesita. Hay varios tipos de respiración que podemos practicar:

  • Respiración abdominal, es más profunda, y ayuda a liberar el diafragma y a relajar el cuerpo.
  • Respiración acelerada o superficial, resulta muy útil para pasar el momento de más dolor durante las contracciones.
  • Respiración de empuje, en la que se aprovecha el aire para empujar con más fuerza hacia abajo. Viene muy bien para el momento del expulsivo.

Disciplinas orientales

Cada vez son más las madres que optan por las disciplinas orientales como Shiatsu o el Reiki, para encontrar la relajación que necesitan en el momento del parto:

  • Shiatsu: es un masaje de origen japonés en el que el terapeuta presiona las partes del cuerpo que activan los puntos energéticos para equilibrar el organismo. Se trabaja todo el cuerpo, pero, sobre todo, la espalda, las extremidades y las articulaciones de rodillas y tobillos.
  • Reiki: el practicante de reiki utiliza sus manos para transmitir energía a la paciente a través de los centros energéticos del cuerpo o chacras, con el fin de desbloquearlos y restituir el flujo de energía natural. Viene muy bien para reducir el estrés y la ansiedad.

 

 

Etiquetas: embarazada, embarazo, parto

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS