Trabajo y embarazo

Búsqueda de empleo y embarazo: ¿debemos decir que somos padres?

No hay obligación de discutir nuestra situación familiar con un empleador. Sin embargo, ¿se debe decir en una entrevista de trabajo que somos padres?

Como señalan los expertos, en realidad la condición de madre no tiende a ser la más complicada, sino la organización con los hijos, ya que involucra su cuidado, las actividades extraescolares y el tiempo que se dedica a los deberes.

No obstante, si bien es cierto que el anuncio del embarazo al empresario suele ser un “calvario” temido por todas las futuras mamás, cuando ese anuncio debe realizarse en medio de una entrevista del trabajo, es posible que la cosa se complique un poco más.

Algo similar suele ocurrir con el hecho de asistir a una entrevista de búsqueda de empleo cuando ya somos padres; especialmente cuando somos padres de niños pequeños, que requieren de una atención y un cuidado muchísimo mayor. 

Sea como fuere, si estás embarazada es normal que te preguntes si deberías mencionar o no la noticia durante una entrevista. Te descubrimos algunas pautas y consejos sencillos para afrontar, con serenidad, este “cara a tres”.

¿La futura mamá o el futuro papá tienen la obligación de anunciar que esperan un hijo?

En realidad, es necesario saber que no hay obligación de decirle al empleador que se está embarazada, o que se está esperando un hijo (por ejemplo, en el caso de los padres). De hecho, nada en el código laboral obliga a una candidata a informar acerca de su embarazo, ni durante una entrevista de trabajo ni una vez contratada, a menos que solicite acogerse a las distintas disposiciones legales relativas a la protección de las mujeres embarazadas.

Por otro lado, tampoco se está obligado a responder a un reclutador que le hace la pregunta. Es lo que se conoce como “el derecho al silencio”.

Aunque es cierto que el hecho de no ser sinceros, negarse a responder la pregunta, o incluso engañar, puede acabar alejando el puesto de trabajo. Entonces, ¿qué hay que hacer?

Lo importante es no dramatizar el anuncio

Es importantísimo tener presente que el embarazo no es ninguna limitación, un problema o una enfermedad. Simplemente es un hecho. Estar embarazada no impide a la mujer ser competente, convincente o estar motivada. Es imprescindible acudir a la entrevista de trabajo con esto en mente, con el objetivo de “venderse” (ya que, a fin de cuentas, en eso consiste la entrevista).

Es más, es necesario tener en cuenta que siempre habrá tiempo para anunciar que se está embarazada durante el intercambio de preguntas y respuestas.

Entrevista de trabajo embarazada
Foto: Istock

Pero, ¿cuándo sería en realidad el mejor momento para hablar de ello? Todo dependerá del momento en el que surja la pregunta, o el instante en el que se pueda anunciar al reclutador. Lo más probable es que, después de la sorpresa, la persona que realice la entrevista pregunte a la embarazada si se encuentra en forma para trabajar.

Como vemos, es esencial ser transparente sobre el tema desde el principio, incluso aunque, en determinados puestos de trabajo, eso pueda significar cerrar algunas puertas. Si esto ocurre, no debes arrepentirte ni sentirte mal por ello. Al contrario, si un reclutador piensa que la condición de estar embarazada es un problema, es que tanto sus valores como su propia moral dejan algo que desear. Pero tú has sido sincera, de forma que no debes temer el momento de que llegue el anuncio si te contratan.

¿Es necesario indicar nuestro estado familiar en el CV?

En verdad, muchos expertos están en contra de la idea de indicar en el Currículum Vitae nuestro estado civil o el número de hijos a cargo. Principalmente porque en el CV únicamente debemos contar nuestra trayectoria profesional, de forma que el estado civil no debe interesar ni preocupar a una responsable de derechos humanos.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo